La fórmula infalible que usa Florentino Pérez para la operación salida

El Madrid tiene que aligerar una plantilla a la que le faltan fichajes

El tiempo vuela y hay cuestiones que se están estancando en el Real Madrid. El caso más sonado es el de Gareth Bale, a quien el club pretende colocar de cualquier manera y en sea cual sea el destino, pero hay más. Unos son descartes definitivos de Zinedine Zidane, luego no tienen ni tendrán sitio en la plantilla, y otros aún son jóvenes, interesan, pero se requiere una maduración más firme antes de ser efectivos para la primera plantilla.

Para los dos casos, más en la segunda opción, el Madrid ha encontrado en la cesión una buena solución a corto plazo (esta temporada). Más allá de los traspasados de Theo Hernández, Raúl de Tomás, Marcos LLorente y Mateo Kovacic, de los jugadores que ya son parte de otro club en calidad de prestados destacan Martin Odegaard, a la Real Sociedad; Luca Zindane, al Racing de Santander; o Sergio Reguilón, al Sevilla FC. Pero también hay otros nombres: Jorge de Frutos, rumbo a Valladolid, Óscar Rodríguez, al Leganés o Achraf Hakimi, al Borussia de Dortmund.

Martin Odegaard, en una promoción

Preocupan las salidas de James Rodríguez, que no termina de concretarse por el Nápoles, destino que prefieren los blancos antes que el Atlético de Madrid; el mencionado Bale, al que no se le encuentra sitio, y Dani Ceballos, de quien gana enteros la posibilidad del préstamo tras la negativa del campeón de Europa Sub-21 a ser vendido definitivamente. James saldrá más tarde o más temprano dejando dienro en las arcas, y se pretende que Ceballos y Bale hagan factible fichar a Pogba sin tener que vender a Marco Asensio.

Borja Mayoral y Mariano Díaz serán vendidos, mientras que el caso de Lucas Vázquez cada vez está más claro, si el Arsenal viene con 40 millones se le dará la carta de libertad. Además, Jesús Vallejo será, de no salir Nacho Fernández, el damnificado, eso sí, por un año y se intentará que a un club grande. Por su parte, a Brahim Díaz se le buscarán minutos de calidad en un club de España durante esta temporada y Rodrygo Goes solo será cedido y a un club de Primera División si se incorpora a un punta en lo que queda de mercado o si llegaran Christian Eriksen y Paul Pogba.

Estas decisiones ya están tomadas, y poco a poco se están llevando a cabo.