Griezmann lo sabe: El Barça lo tiene atado (y no es Neymar)

Fichaje en el Camp Nou

La dirección deportiva del FC Barcelona ha recibido unos informes sobresalientes sobre uno de los jugadores que Eric Abidal recomendó seguir la temporada pasada. Ese futbolista es el galo Eduardo Camavinga, quien el año pasado se convirtió en el jugador más joven de la historia en debutar con el Stade Rennais y que además lo hizo a un nivel altísimo.

El futbolista fue recomendado por Andoni Zubizarreta al Barça ya que Monchi y el Real Madrid lo estaban siguiendo muy de cerca. Sus partidos ante el Mónaco y el Paris Saint Germain destaparon que el centrocampista galo de 16 años estaba para ser un jugador de mucho nivel en la Champions League.

Antoine Griezmann, que conoce a Camavinga de haber ido a alguna preselección con Francia, sabe que el Barça está siguiendo muy de cerca al centrocampista, quien podría ser uno de los fichajes sorpresa para la temporada próxima. De hecho, su incorporación podría cerrarse este mismo mercado de invierno y quedarse en Francia hasta final de temporada e incluso un año más.

 

Camavinga destaca por estar siempre pidiendo el balón y perderlo muy pocas veces, demostrando una personalidad impropia para un jugador de su edad, algo que se ha visto en muy pocos jugadores. En los últimos tiempos solo su compañero de generación Ansu Fati podría tener unas características similares en cuanto a personalidad, algo que impactó a los ojeadores del Barça que dejaron constancia de ese hecho y los cuales señalaron que podría tener un futuro muy interesante en el club catalán junto a jugadores con buen pie como Frenkie De Jong, Arthur Melo o Riqui Puig.

Su fichaje podría estar ya entorno a los 30 millones de euros, aunque podría llegarse a un acuerdo para reducir ese precio con la inclusión de la cesión de algún jugador en la operación como puede ser el canterano Collado.