¡Griezmann y Messi entran en guerra! Ojo al último lío en el Barça

Pelea en el vestuario

Que Antoine Griezmann y Leo Messi no son muy amigos se sabe desde hace tiempo. Al crack argentino no le gustó ni un pelo el portazo que el galo dio al Barça el verano pasado, echándose para atrás en el último momento y anunciando su decisión a través de un documental. Por eso, intentó vetar su incorporación. Además, también le señala como el responsable de que no llegara, finalmente, Neymar Junior.

Al ‘10’ no le gusta nada la actitud del ex del Atlético de Madrid, con el que no se entiende ni dentro ni fuera del campo. Cuando juegan juntos, se estorban y se molestan. Y lo cierto es que ‘el Principito’ tampoco está callando muchas bocas con sus actuaciones. Muchos en el vestuario coinciden en señalar que su caso es muy similar al de Philippe Coutinho en su día.

El capitán culé ve al fichaje estrella del verano inmaduro y poco responsable, y piensa que nunca llegará a encajar, ni en el juego ni en la plantilla. Por eso, ha hablado con la directiva y le ha transmitido que, si sigue así, en verano escuchen ofertas por él. Mucho tendrá que trabajar para hacer cambiar de opinión a Messi, que lo tiene cruzado.

Y otra muestra más de que no se soportan el uno al otro son las redes sociales. En Instagram, no se siguen el uno al otro. Leo, como capitán del equipo, suele dar ‘follow’ a todos sus compañeros, y muestra de ello es que sigue a jugadores, ex jugadores, entrenadores y demás que comparten equipo o han compartido con él, incluidos los de la selección.

Incluso, a algunos que estuvieron poco tiempo como Jeison Murillo o Kevin-Prince Boateng. Pero ni rastro de Griezmann, al que ha olvidado por completo. Y en el caso del francés, solo sigue a pocos compañeros, como Jordi Alba, Dembélé, Umtiti y poco más, lo que demuestra que tampoco ha acabado de encajar.

No pinta bien.