¡Hay caso! La verdad oculta detrás de la salida de Odriozola que le hunde

Zidane se lo ha comunicado

Los cambios en el Real Madrid ya se asumen como una norma diaria que tanto los periodistas, como los aficionados y los mismos jugadores aceptan en la política y gestión de la plantilla de Zinedine Zidane. Para muchos se ha visto como su gran acierto de cara a mantener enchufados a todos los miembros de la plantilla. Por ejemplo, sorprendió el pasado sábado con la incursión de Lucas Vázquez como extremo derecho titular ante el Sevilla por delante de figuras como Rodrygo Goes, Vinicius o el mismo Gareth Bale, que ni siquiera se vistió de corto. Como le ha sorprendido a uno de los jugadores más veteranos de la plantilla, Nacho Fernández, la decisión del míster que se esconde tras la salida de Álvaro Odriozola y le afecta a él.

Primeramente, el francés le comunicó al jugador vasco que había perdido peso en la plantilla y que su opción no era ni siquiera la segunda en el puesto de lateral derecho tras Dani Carvajal (el cual, ahora, no tiene prácticamente competencia). Eso provocó que ante el interés del Bayern de Múnich en contar con él, precipitara su salida. Una salida, la del de San Sebastián, que empieza a ver como una gran decisión Nacho Fernández, toda vez que se ha enterado de lo que tiene pensado Zizou.

Álvaro Odriozola

Y es que el galo le ha comunicado tanto a Dani Carvajal como a Nacho que su otro competidor, a priori, sobre el lateral derecho va a ser Lucas Vázquez, al que Zidane quiere reconvertir en arma sorpresa en esa posición. Ya hay casos exitosos en el fútbol español de extremos transformados en carrileros, como Juanfran Torres en el Atlético de Madrid o Jesús Navas en el Sevilla. De hecho el sevillista es ahora mismo el gran competidor de Carvajal en la Selección Española de cara a la Eurocopa.

De ahí que le sobrara un Odriozola que, además, no ha ofrecido seguridad en sus apariciones esta temporada. Y de sobra es sabido para el resto de compañeros que Lucas es uno de los preferidos de Zidane. Por implicación y rendimiento, el gallego le sirve para todo y hace poco ruido, algo que Zizou aprecia en un alto rango; tener futbolistas así es, para él, la base que conforma un grupo sólido y sano. Ahora Nacho sabe que su competencia en el lateral derecho es más dura de lo que pensaba. También Carvajal.