Isco Alarcón está fuera: Florentino Pérez le encuentra equipo

Zinedine Zidane le cuenta esto al presidente es uno de los señalados

El Madrid es como la pasión, desborda y arrolla por momentos y, de pronto, se entumece y se marchita. Y este vaivén dentro de los partidos le está llevando a un desequilibrio de sensaciones en los que, por ahora le está yendo bien en Liga, pero que puede costarle caro. Se vio este fin de semana ante el Granada y también le ocurrió frente al Levante. Los de Zinedine Zidane salen enchufados y arrollan a su contrincante, con un juego asociativo notable y un ritmo vertiginoso, marcan y golean y se van al vestuario con todo el trabajo hecho. O no.

Porque al salir de la caseta el Madrid se quita la careta y vuelve a un ritmo cansino, complaciente, en el que se vuelve incluso vulgar, especialmente en defensa, donde el rigor da paso al nerviosismo y aparecen los errores. Y con ellos los goles rivales. Y después los nervios y la tensión. Y al final tanto el Levante como el Granada pudieron llevarse algo más del Santiago Bernabéu cuando parecía imposible.

Para ello Zidane usa recambios y, algunos, como Rodrygo, no jugaron este fin de semana por dar entrada a gente con un caché y un poso en el equipo, como Isco Alarcón. Otros suelen hacerlo y rinden, como Fede Valverde. Por lo que es el primero el que preocupa, ya que Zizou esperaba un Isco con mordiente y ganas, y se encontró un jugador a una marcha menos, que erró casi todos los toques que tuvo y que parece estar a otro nivel de intensidad que el resto.

Fede Valverde

Y esto preocupa a Zizou porque lo de Isco no viene de ahora. En el malagueño, con clase a raudales, el problema físico le lastra y no lo suple con intervenciones de calidad. Es cierto que sale de una lesión pero la paciencia blanca con él es ya muy limitada, la de míster y la del estadio. De hecho el técnico ya no le protege ante una posible salida y no le considera imprescindible, tanto que ha pedido algunas piezas y le ha dicho a Florentino Pérez que puede usar al andaluz como moneda de cambio o como traspaso. El Manchester City está interesado en el español como recambio de David Silva, que deja a los citizens en la próxima ventana veraniega, y ese es el destino elegido por Florentino: el City tiene dinero y ganas de llevárselo.