James Rodríguez y Zidane vuelven a chocar ¡Filtrada la discusión!

Al jugador colombiano no le gustó el cambio de Isco Alarcón por delante del suyo

El pasado fin de semana, el sábado, el Real Madrid consiguió mantener el liderato de LaLiga en parte gracias al gol que consiguió James Rodríguez en el descuento y que puso tierra de por medio (y finiquitó el empuje rival) entre el cuadro blanco y el Granada. El colombiano hizo el cuarto tanto justo cuando los dos goles del conjunto andaluz amenazaban en el marcador esos dos puntos claves para el líder de España.

Y a nadie le pasó desapercibido un doble detalle que arrojó la espontaneidad del momento. Uno, cuando el cafetero anotó su tanto se quitó la camiseta y lo celebró con mucha rabia, como explotando algo que llevaba dentro justo en un momento que puede ser más importante para el devenir de título liguero de lo que parece; y dos, el Santiago Bernabéu, que cuando habla sentencia, vitoreó a James y pitó sonadamente a Isco Alarcón.

Isco, en un entreno

El problema para Zinedine Zidane no es que James marcara o que el estadio le quiera, sino que prefirió incorporar antes en el partido al recientemente recuperado jugador malagueño por delante del sudamericano, que viene realizando un buen trabajo. Y eso no se lo perdona la grada, ni a Isco, que pagó los platos rotos (también perdió más de una decena de balones en unos minutos), ni a Zizou, que con ese cambio interponía, parece, un mensaje al colombiano, al que no quiso en verano.

Y eso molestó mucho a James, que le habría recriminado al cuerpo técnico el porqué de salir por detrás de jugadores que no vienen jugando hasta la fecha. Se ignora si la conversación fue con el propio míster o con algún miembro de su equipo, pero lo que sí está claro es que el enfado del colombiano al ver la tablilla de Isco por delante de la suya era enorme. De hecho, james cree que no se está siendo justo con su trabajo.

James Rodríguez

Veremos si Zidane le aplaca dándole minutos en el próximo choque… todos quieren estar listos para El Clásico.