Jovic ya tiene sus dos finales: o en Arabia o está fuera

Muy atentos a esto porque, de no darse, habrá cambio en el 9 blanco

 

Llega el primer momento de la verdad de la temporada, ese en el que los equipos se juegan los títulos por los que llevan peleando meses. No es que lo anterior no sea importante, ni mucho menos, ya que sin el buen trabajo de los meses previos es muy difícil llegar a estos momentos con opciones de títulos, pero es cierto que en estos duelos la presión es mayor y hay muchas más miradas puestas sobre los protagonistas en cuestión.

Por mucho trabajo que se haya realizado para poder disputar finales, los jugadores saben que es bastante más fácil permanecer en la memoria de los aficionados si se destaca en los minutos que pertenecen a finales que en todos los meses anteriores. Puede que sea injusto pero no por ello deja de ser cierto. Un claro ejemplo de esto es el propio Gareth Bale, quien a pesar de tener tramos durante las temporadas en los que no aparece por diversas lesiones, ha destacado, durante los años que ha jugado en el Madrid, por grandes actuaciones en varias finales en las que los blancos se han terminado haciendo con el título en cuestión. Es su salvavidas particular y aquello por lo que aún continua en la plantilla. 

La Supercopa de España disputada en Arabia Saudí esta misma semana supondrá el primer título para los equipos españoles. Para tratar de obtener dicho título en su nuevo formato, el Real Madrid tendrá que hacerlo con una delantera novedosa ya que no estará Karim Benzema por una lesión muscular de última hora. El francés se ha quedado en Madrid mientras el resto de la expedición ya ha viajado a Yeda para jugar el próximo miércoles su semifinal contra el Valencia

Luka Jovic

El hecho de que Karim no esté listo ha provocado que Mariano, absolutamente fuera de los planes de Zizou, haya entrado en la convocatoria. Salvo sorpresa mayúscula, será el descartado y verá el partido desde la grada. Quien sí tiene ahora, con la baja de Karim, serias opciones de jugar minutos de calidad es Jovic. El serbio tiene ante sí una de sus últimas oportunidades para poder convencer a la planta noble blanca de que no se han equivocado con su fichaje el pasado verano. 

El jugador ha marcado hasta la fecha tan solo un solo gol en partido oficial y a pesar de que no ha tenido muchos minutos, sigue siendo una cifra paupérrima para un delantero del Real Madrid. Si Jovic hace una buena Supercopa y marca goles importantes sería un gran alivio para Florentino y Jose Ángel Sánchez, que apostaron por él el pasado verano, por delante de otros posibles candidatos como el alemán Timo Werner.