Leo Messi estalla: "si salen los dos se acabó todo. Paradlo ¡¡ya!!"

El capitán blaugrana no se muerde la lengua en este asunto vital para el futuro del Barça

Como pueden cambiar las cosas en cuestión de semanas. Si hace dos meses le dicen a Iván Rakitic que ahora estaría encantado con su situación en el Barcelona el croata hubiese desconfiado muy mucho de esta afirmación. Y es que una situación desfavorable puede tornarse en lo opuesto si se dan las circunstancias necesarias para ello. Y sino, que se lo digan a Ivan Rakitic, Arthur Melo y a Arturo Vidal.

Arthur Melo

El centro del campo del Barcelona, posición clave para el fútbol que practica, ha dado para que todos sus inquilinos disfruten de situaciones muy diversas a lo largo de esta primera mitad del campeonato. Arthur Melo ha pasado de titular a suplente o incluso no convocado por sus lesiones y sus malas decisiones fuera de los terrenos de juego: ha sido pillado esquiando en diciembre estando más que prohibido por el club y en alguna que otra fiesta nocturna. Esto le ha hecho salir del equipo y verse de nuevo en los banquillos o en la grada.

Arturo Vidal ha sido el relevo favorito para Ernesto Valverde en el centro del campo y ha aportado mucho con sus goles durante este primer tramo (ha marcado 5) pero para el jugador no es suficiente y reclama más minutos o se irá a otro club en busca de ellos. De hecho ayer mismo ha endurecido su discurso denunciando al Barcelona por un supuesto impago de ciertos bonus firmados en su llegada al club. 

El tercero en cuestión en Ivan Rakitic. El croata ha estado más fuera que dentro desde que en agosto saliese del once. De hecho en alguna entrevista el mismo confirmó que se sentía triste con este nuevo rol y que, de seguir así, buscaría una salida próximamente. Lo que ocurrió es que al salir Arthur del equipo, Iván comenzó a entrar y en este último mes se ha vuelto a asentar en el equipo titular. 

Con la inminente salida de Arturo Vidal y la mala situación de Arthur Melo a la vista, ha sido el propio Messi el que ha salido para recordar que, de irse Arturo e Ivan del equipo, este perdería potencial y se alejaría de sus objetivos. No está en la mente de la directiva deshacerse de ambos jugadores, pero Messi ha querido dejarlo claro por si dos buenas ofertas tientan a Bartomeu.