“Muchos no le aguantan”. Ernesto Valverde le quiere vender en invierno

Su forma de actuar y ser ha colmado la paciencia del grupo

Cuatro tantos a cero. Una paliza. Una goleada típica de las noches más apsionantes y mágicas Camp Nou. Y otra al Sevilla, que cuenta sus visitas al coliseo blaugrana por derrotas. De hecho de los últimas diez partidos del club hispalense en Barcelona no ha ganado en ninguno y solo ha sacado un punto en uno de ellos. Es decir, nueve derrotas de diez y treinta goles encajados, con dos partidos recibiendo cinco tantos y otros dos sin evitar que cayeran cuatro del lado culé.

Sí, parece que el Barça en el Nou Camp le tiene tomada la medida al Sevilla, pero es que ayer el cuadro andaluz falló mucho, muchísimo, el Barça concedió un montón en su retaguardia y solo la falta de puntería sevillista evitó problemas para el Barça. Los que le quitaron de encima Leo Messi, Luis Suárez y Ousmane Dembelé, que estuvo excepcional en el balance ofensivo. Hasta que lo echaron.

Otra vez, ya sea por lesión o por salida de tono, el francés no estará disponible para Ernesto Valverde en el próximo compromiso y a tenor por lo que refleja el acta arbitral tampoco estará frente al Real Madrid, en El Clásico. Valverde, que es un admirador de su juego, entró en cólera al ver como Mateu Lahoz expulsaba al El Mosquito por decir eres "muy malo", una reacción la del francés que el míster no entiende con un marcador tan favorable (el Barça ya goleaba al Sevilla).

La frustración del txingurri con el galo era patente en rueda de prensa “me resulta difícil hablar con Dembélé. Es un misterio”, decía. Y es que Valverde ha perdido la paciencia con Dembelé. Es un gran futbolista, sí, pero su cabeza le pierde y quiere quitárselo de encima cuanto antes. Se lo ha dicho a Bartomeu y ya lo saben varios futbolistas, que tampoco entienden a Dembelé y se sienten aliviados con la decisión de entrenador vasco de venderle. Entre ellos no está Antoine Griezmann, ya que Dembelé es su gran apoyo en el vestuario.

Ernesto Valverde

El Barça va a ponerle en el disparadero en cuanto pueda y el Manchester United está preguntando con fuerza por él en invierno. Por una buena suma, Bartomeu no dudará en dar el ok al traspaso.