Operación salida: Florentino ya tiene oferta oficial por su crack

Es la primera condición para traer a Mbappé

Cuando el pasado verano el Real Madrid intentó llevar a cabo su revolución soñada, pronto se dio cuenta de que esto era un imposible debido a la devaluación de sus jugadores tras una temporada nefasta y a la inflación del mercado al alza que provoca que casi cualquier jugador que haya destacado algo en Europa esté a un precio desorbitado.

Entonces Florentino y Zidane tuvieron que sentarse y planificar la temporada de una forma distinta a la que ambos hubiesen deseado. Los jugadores transferibles se quedarían en la plantilla para afrontar la nueva temporada a las órdenes de Zinedine Zidane y de esa forma tratar de revalorizarse para poder ser traspasados en el verano de 2020. Y así fue como Bale, Isco y James volvieron a entrar en los planes de Zidane.

James y Bale lo hicieron desde un inicio, siendo ambos titulares en varios partidos durante los meses de agosto y septiembre. En octubre llegaron las lesiones de ambos y eso les ha hecho estar fuera de los terrenos de juego durante los siguientes meses a la espera de que los dos internacionales se recuperen. Bale volvió a entrar en un once el miércoles pasado en Copa pero se volvió a lesionar durante el partido. 

Isco ha tenido una evolución muy diferente, ya que ha ido de menos a más para terminar siendo titular en varios de los últimos partidos del Madrid, con un papel importante en los dos partidos de la Supercopa de España, en la que el Madrid se alzó con el título. Esto ha despertado el interés del equipo de moda en Europa, el Liverpool de Klopp, quien está pensando en ofertar los 70 millones de euros que pide Florentino para deshacerse de él. 

Isco

El presidente blanco se lo está pensando muy seriamente porque sabe que deshacerse de dos de los tres jugadores mencionados es una de las claves para poder fichar a Mbappé del PSG, puesto que sin la ficha que estos liberarían al marcharse no se puede contratar a la estrella gala.