Marcelo se fue enfadadísimo ¡Uno de los capitanes se va!

Ferland Mendy le ha ganado la partida

Zinedine Zidane tiene una excepcional relación con sus futbolistas, con casi todos (Bale y James no son el ejemplo prototípico). Es un técnico que cuida mucho la relación directa con ellos, algo que le viene de su etapa de jugador. Él, en la Juve, siempre destacó que Marcello Lippi fue un apoyo trascendental para elevar su nivel y mantenerle enchufado. Eso le valió, de hecho, llegar a ser el mejor de su tiempo y fichar por el cuadro madridista. Por eso Zidane habla con todos ellos, mas aún con sus capitanes. Por eso a uno de ellos, Marcelo, le ha sido claro: tiene que esperar su momento. Al carioca, sin embargo, que cree en sí mismo, no le sentó nada bien la sustitución ante el Sevilla en la segunda mitad.

Primeramente porque fue por su principal competidor en el equipo, Ferland Mendy, y segundo porque el que viene jugando es el francés y lo hace con el razonamiento, real, de que el Madrid concede menos y encaja casi nada con él. Zizou ante el Sevilla cambió al brasileño en el minuto 71, cuando el equipo blanco estaba por delante en el marcador, 2-1, y el técnico galo necesitaba consistencia atrás, algo que, Marcelo, no puede darle, al menos al nivel de Mendy.

Mendy

Este cambio, concretamente, le ha molestado mucho a Marcelo, al que se vio muy contrariado con se produjo. De hecho estaba cabreadísimo. Cabizbajo y meditabundo, el brasileño comienza a aceptar que es la segunda opción en los momentos delicados porque no puede llegar al nivel físico del francés. Zidane le anima a seguir en la pelea, pero le ha asegurado que si Mendy no comete errores, se ha ganado la titularidad.

Haciendo cuentas, a Marcelo no le salen los números, el 23 ha jugado la mayoría de choques vitales de la temporada, incluida la Supercopa de España, y Marcelo podría estar pensando ya en su salida al final de temporada. El Madrid, consciente de que se está dando una transición, no vería con malos ojos firmar una venta del lateral izquierdo al final de la campaña (quizá el año próximo sea la última posibilidad que tienen de vender a Marcelo) y lanzarse a por un jugador foráneo (gustan Alex Sandro, de la Juventus, y Andrew Robertson, del Liverpool) o repescar a Sergio Reguilón.

Marcelo