Ramos confirma los peores temores de Florentino: se irá en junio

Al Real Madrid le ha pillado por sorpresa y Florentino explotó con Sergio

Que la relación entre Sergio Ramos y Florentino Pérez no ha sido del todo fluida en los últimos años no es un secreto. De hecho, desde que el camero amenazó con no renovar por primera vez, allá por 2015, con el club blanco, por una oferta que tenía del Manchester United, esa relación que había sido paterno filial hasta entonces, saltó por los aires y uno y otro se lanzaron mensajes bastante hirientes a través de sus personas de confianza.

Aquella batalla tuvo su segundo asalto el pasado mes de marzo, cuando el Real Madrid fue eliminado de la Champions League y Ramos acusó a Florentino y los suyos de no haber hecho un equipo competitivo. Esto, evidentemente, no gustó un pelo al presidente merengue quien no dudo en contestar y acusar al sevillano de su falta de compromiso en momentos clave de la temporada. Aquello se aireó y salió a los medios que se hicieron eco de la bronca y que a punto estuvo de costar la salida del central del equipo de la capital de España.

Esta semana se publicó en algún medio la intención de Sergio Ramos de participar el próximo verano de 2020 en los Juegos Olímpicos de Tokio. Esto supondría que Ramos jugaría la Eurocopa con España en Junio para casi sin descanso (también dependería de hasta que fase de la Euro llegue la roja) se incorporase a la selección entrenada por Luis de la Fuente para disputar un torneo que le hace muchísima ilusión y que es de los pocos que faltan en sus pobladas vitrinas. Sin lugar a dudas de hacerse con el oro Ramos pasaría a la historia por haber logrado todos los títulos posibles dentro del mundo del fútbol.

Todo esto no ha sido desmentido por el propio jugador al término del partido de la selección en Noruega, quien ha expresado que es algo que le haría mucha ilusión, lo que ha confirmado que tanto el jugador como su entorno están planteando esta posibilidad. En el Real Madrid esto no ha gustado nada de nada, ya que esta participación en Tokio supondría perder a su central titular y capitán durante el inicio de la próxima liga, lo cual supondría mermar la defensa durante los primeros compases de la próxima temporada.