Las razones ocultas de Arturo Vidal para haber denunciado al Barça

Lo que el jugador no ha contado…

Esta semana se producía un hecho que sorprendía a, prácticamente, todo el mundo: la denuncia del chileno Arturo Vidal contra su propio equipo, el Fútbol Club Barcelona, por creer que el club le debe 2,4 millones de la temporada pasada. Esta cantidad es la que se acordó entre club y jugador si este jugaba el 60% de los partidos (al menos 45 minutos para que contabilice como jugado el partido).

Más allá de la protesta del jugador, en la que parece no tener razón, están otras razones por las que ha decidido denunciar justamente ahora al Barça. Estamos prácticamente a horas de que se abra el mercado invernal (lo hará el próximo día 1 de enero) y tanto el chileno como su agente saben que si continua jugando en el Barcelona como ha venido haciéndolo hasta ahora, se quedará, también esta temporada, sin su bonus. 

Por este motivo, hace dos semanas lanzó el mensaje en rueda de prensa de que quería jugar más y sentirse más importante. Una parte es la de orgullo personal de querer aportar más al equipo, algo muy noble. Sin embargo, otra razón es la de optar a esos 2,4 millones de bonus por partidos jugados. Hasta la fecha, de los 18 partidos oficiales que lleva disputados el Barcelona esta temporada, a Vidal solo le contabilizan 6 partidos ya que son esos en los que el chileno ha participado al menos 45 minutos. 

Arturo Vidal

Además de este bonus, hay otro motivo: en Italia, de donde tiene la mejor oferta, la del Inter de Milán de Conte, las obligaciones con Hacienda son bastante menores que en España. En el país transalpino se paga en torno al 30% del sueldo en impuestos mientras que en España ronda el 50%. Por ello, si finalmente Arturo Vidal fichase por el Inter de Milán, con el mismo sueldo que en Barcelona percibiría bastante más dinero.