La salida de Bale se complica definitivamente por este motivo

El Real Madrid está desesperado con este asunto y se acaba de llevar un mazazo

Cuando Cristiano salió del Real Madrid rumbo Turín para jugar en la Juventus, hay dos jugadores del Madrid a los que se les pidió dar un paso al frente para liderar la nave blanca: uno fue Karim Benzema, que no dudó en darlo y pasó a ser el líder que hasta entonces había sido CR7. El otro fue un Gareth Bale que, Florentino deseaba, fuese su hombre franquicia. Nada más lejos de la realidad, Bale se encerró en su burbuja y nunca fue ese líder que el Madrid deseó.

Gareth Bale

Cuando llegó el verano, tras el año en blanco, y el Madrid quiso venderlo se encontró con dos grandes problemas: uno era su devaluación durante la temporada que hacía inviable una venta en la que el Madrid no perdiese bastante dinero salvo que el jugador fuese a una liga donde se pagase por encima del valor de mercado como es la liga China. De hecho, las dos ofertas más interesantes para los merengues llegaron de dos equipos chinos, el Beijing Gouan y el Jiangsu Suning. 

Pero entonces estaba el segundo gran problema, el sueldo del jugador. Gareth Bale cobra unos 17 millones de euros netos por temporada y aún tiene esta y otras dos temporadas de contrato. Eso son algo más de 50 millones de euros que el galés no estaba dispuesto a perdonar. Ningún club está por la labor de, ni tan siquiera, acercarse a esas cifras, por lo que Bale se vio obligado a permanecer en el equipo al menos una temporada más. 

En los primeros compases del campeonato Bale ha permanecido lesionado más de dos meses por lo que ha vuelto a estar en el ojo de mira de todos. El Madrid está como loco por deshacerse de él por su falta de implicación y regularidad, puesto que al tener un sueldo tan elevado, imposibilita fichar a un jugador de perfil medio-alto de cara al mercado invernal. 

Las últimas noticias que llegan de la liga China no tranquilizan a la directiva blanca ya que se ha establecido un techo salarial cercano a los 3 millones de euros para los jugadores extranjeros que aleja definitivamente al jugador de la liga del gigante asiático