El Santiago Bernabéu batirá este récord mundial ¡Locura total!

ATENCIÓN: Florentino Pérez prepara el mayor evento nunca visto en el coliseo blanco

Podría ser que ustedes estén pensando en un derbi, en El Clásico del fútbol español, y sí, efectivamente estarían en lo cierto, el Real Madrid y el FC Barcelona volverán a colapsar las redes y las televisiones de medio mundo en el duelo de la segunda vuelta de La Liga que se disputará en el Santiago Bernabéu el próximo 1 de marzo del año 2020. El choque de choques en el futbol español, el mayor clásico del mundo, tendrá en esta segunda ocasión -tras el partido que jugarán dentro de casi un mes, en octubre, en el Camp Nou, el próximo día 27- otra posibilidad de ver cara a cara a los dos gigantes del campeonato Nacional de Liga.

Sí, esa en esa ocasión los Eden Hazard o Leo Messi llenarán no solo las butacas del coliseo blanco, también las de cientos, miles y millones de sofás e medio planeta. Pero no nos referimos a esa cita, ni siquiera al derbi madrileño, que llegará al estadio merengue en febrero, el día 2. No, ni tan siquiera hablamos de fútbol. El mayor evento mundial de este deporte será en el Santiago Bernabéu y reunirá la mayor afluencia nunca vista en esta modalidad multitudinaria.

Santiago Bernabéu

Porque Florentino Pérez acordaba con sus socios compromisarios realizar un duelo entre Roger Federer y Rafael Nadal en el estadio de su club, ante 80.000 espectadores, en la que sería la mayor concentración de público viendo un partido de tenis de la historia, muy por delante de las 35 mil que consiguieron reunir Serena Williams y Kim Clijsters en Bruselas hace 9 años.

Los dos más grandes tenistas de todos los tiempos frente a frente en el que para muchos es el mejor cara a cara de la historia del deporte, por delante de los Magic Johnson-Larry Bird o el Muhammed Alí-Joe Frazier. Desde luego, si finalmente se concreta, sería el colofón a la carrera descomunal de dos titanes que acumulan 39 Grand Slams entre los dos. La palabra leyenda se les queda corta.

Rafa Nadal y Roger Federer