El secreto del Madrid sobre Zidane que le coloca al borde de la destitución

El míster está mucho más cuestionado de lo que se piensa, algunos le sitúan al borde del abismo

El Real Madrid volvió a desaprovechar una oportunidad única de recuperar el liderato, ponerse por delante del Barça y dar un golpe de autoridad en el Campeonato Nacional de Liga, en su casa, en el Santiago Bernabéu, ante su público y frente a un rival, el Betis, que concedió multitud de facilidades para ser envestido. Pero los blancos volvieron a fallar.

Ni Benzema, que necesita muchas ocasiones para hacer gol -principalmente porque, pese a que se empeñen, no es un 9; Hazard, que mejora pero nunca va a aportar una gran suma de goles; Rodrygo, más pendiente de asistir o asociarse con un Carvajal que está para vestir suplencia, que de encarar, y Vinicius, el cual debería haber salido cedido para ganar la tranquilidad que nunca va a encontrar en un ambiente como el actual Madrid, son soluciones eficientes, del día a día, de cara a gol para un equipo que aspira a todo. Los de Zidane no tiene gol y su entrenador busca poca recursos para revertir la situación.

Carvajal

No son pocas las voces internas que claman contra la apatía de Zinedine Zidane en cuanto a la búsqueda de soluciones, antes y durante los 90 minutos. Porque el partido ante el cuadro verdiblanco, que se veía atascado desde mediados de la primera mitad, reclamaba cambios que el francés no hizo y realizó tarde. El primero, el de Vinicius, aportó verticalidad si control, pero llegó tarde. Y qué decir del de Luka Jovic, que no solo no tuvo tiempo de implicarse en el juego sino que encima restó potencial ofensivo ya supuso la salida de Benzema. Valverde y Marcelo, ni calentaron.

A Zizou, estas voces internas le reclaman que hace los cambios tarde y mal, no aprovecha los recursos disponibles y el Madrid sigue tirando posibilidades de ganar regularidad. De hecho los merengues no han conseguido ganar tres partidos seguidos desde la temporada pasada, con Solari en el banquillo. El próximo duelo ya será fuera de casa (tras Galatasaray, Leganés y el equipo sevillano en casa), en Eibar, pero parece poco probable que el Barça pinche en el Camp Nou, luego el liderato ya no está a tiro.

Zinedine Zidane

Las voces que quieren a Zidane fuera no solo están entre el público y en la circunvalación del club de Concha Espina, también las hay dentro de la directiva. Su crédito se agota y las próximas fechas, de cara al mercado invernal, serán cruciales.