El titular del Barça que se planta, ¡y acerca a Neymar al Madrid!

Ha hablado y lo ha dejado tan claro que Josep Maria Bartomeu se desespera

Desde que se vistiera de corto Antoine Griezmann en la banda del Camp Nou, el capítulo de incorporaciones y salidas ha sido un sufrimiento para Josep Maria Bartomeu en el caso Neymar -salvo la excepción de Malcom, vendido al Zenit de San Petersburgo por la cantidad que se pretendía, 40 millones de euros fijos más 5 en variables- porque le ha condicionado demasiado la necesidad de abonar al instante los 120 millones del francés y el preacuerdo alcanzado con él.

Tanto que el Barça, de haberlo sabido en su momento, hubiese obviado la posibilidad de fichar a El Pricinpito para lanzarse de lleno a por Neymar Junior, que es la verdadera pretensión culé, sobre todo de sus grandes estrellas Leo Messi y Luis Suárez. Es un secreto a voces que ambos cracks han presionado a la directiva para tratar de vestir de culé al de Sao Paulo de nuevo, y el presidente recogió el guante, lo ha intentado, pero el PSG se cierra en banda a aceptar los tratos ofrecidos por el carioca.

Neymar, con el PSG

Además Philippe Coutinho, que es la baza más grande del Barça en la negociación, se niega a salir, porque cree en sus posibilidades y su calidad para triunfar en el Barcelona. Con esta posibilidad casi cerrada, la otra opción era Ivan Rakitic, un centrocampista que sí gusta en París pero que estaría muy lejos de rebajar sustancialmente, hasta lo aceptable para el Barça, la salida de Neymar.

Pero ya ni por esas. Porque el croata, que había guardado silencio hasta el momento, lo ha roto tras el cierre del mercado inglés asegurando que no tiene intención de irse y quiere quedarse en el club azulgrana. El propósito de Rakitic era fichar por el Manchester United si le obligaban a salir, sin embargo con esta opción perdida, no quiere moverse. Y esta es una piedra más en el camino para un Bartomeu que encima mira con el rabillo del ojo el movimiento sospechoso de Florentino Pérez al respecto: sería su lápida deportiva ver a Neymar de blanco.