“Ya no quiero volver al Barça” El brasileño lo dice y Leo Messi alucina

El Barcelona tendrá que pensar en otro crack para el mercado de fichajes

No sabemos en qué punto del culebrón Neymar nos encontramos. Puede que subamos, bajemos o estemos siempre en un estadio neutro y no nos hayamos enterado. El futbolista está ahora mismo lesionado y afincado por (al menos) una temporada en el PSG, con contrato en vigor, en un ambiente convulso y con la única certeza de que el conjunto de París no le dejará irse si un equipo no pone sobre la mesa por lo menos 222 millones de euros (además de todos los extras que se derivarían de semejante operación) algo que es sumamente improbable que ocurra.

Y ese factor es determinante en el futbolista brasileño ya que hasta el momento los jugadores habían hecho y dispuesto todo aquello que se les había antojado cuando querían cambiar de aires, pero el PSG sentó un precedente al imposibilitar al jugador salir del club de la capital de Francia si no era por el montante exigido por su club propietario. Por eso ahora mismo Neymar es más pesimista con su posible vuelta a Barcelona y empieza a hacerse a la idea de vestir la elástica parisina hasta cumplir su contrato.

Neymar

Para el Barça es tan cierto esto como que otro crack brasileño no volverá a defender el escudo blaugrana. Philippe Coutinho, ya en octubre, le ha hecho saber a su entorno y al del club catalán que no quiere volver a la ciudad condal al término de su cesión en el Bayern de Múnich, hagan los bávaros efectiva o no su compra por 120 millones.

Coutinho, que está firmando una irregular temporada en el Bayern, no tiene ninguna intención de regresar a Barcelona, más aún tras el fichaje de Antoine Griezmann. No se ve jugando en el Camp Nou y quiere ir adelantando plazos para ponerse en el mercado y que algún equipo puje por él. El Liverpool, el Chelsea, el Arsenal y el Tottenham estarían interesados pero el Barça debería bajar mucho sus pretensiones.

La banda izquierda azulgrana parece que no hablará brasileño y Leo Messi no sale de su asombro.