“Inaceptable” Griezmann explota contra su amigo en el Barça por El Clásico

Una circunstancia inesperada perjudica al francés

Puede que sean a efectos prácticos y matemáticos tres puntos, pero no lo son. El partido entre el Barça y el Real Madrid es mucho más que eso. A la puntuación en juego hay que sumarle uno extra, simbólico y a la vez real, por el golaverage entre los, en principio, dos grandes favoritos al título liguero. Luego, a todas luces hay algo más en disputa que en cualquier otro encuentro porque por encima de ello se pone el honor de unos colores y de millones de aficionados sobre el tapete verde y cuando se mancilla este, la huella posee memoria.

Y si lo saben sus hinchas, que hablan días antes, durante y después del choque, los jugadores, el cuerpo técnico y la directiva, más. Por eso todos quieren jugarlo, todos desean ser protagonistas, y lo desean tanto que quienes no lo son no solo se sienten decepcionados, sino cabreados, más si eres a priori uno de los fichajes clave de la temporada.

Pero las circunstancias políticas mandan y LaLiga va a posponer el partido, previsto para el 26 de octubre, por la sentencia del procés, lo que permite a un protagonista del Barça ponerse en primera línea de entrada para ocupar uno de los puestos del once culé y desplazar a Griezmann. Y ese no es otro que Ousmane Dembelé. El galo, amigo de El Principito cumplirá sus dos partidos de sanción ante el Eibar y el Valladolid y podrá jugar contra el Madrid.

Por esquema y eficacia, tanto Messi como Valverde prefieren a El Mosquito en banda izquierda. Su verticalidad y capacidad de desequilibrio le hacen ser más peligroso al tridente y todo hace indicar que, hoy por hoy, el txingurri le elegirá ante que a Griezmann, lo que ha provocado la ira del ex del Atlético, que no quería perderse ese duelo por nada del mundo. Corren tiempo complejos para el gran fichaje blaugrana del año.

 Griezmann con Francia