Zidane al crack: “Te lo dije en agosto y no me creíste, ¿ahora qué?”

Jugador y míster tuvieron sus más y sus menos. Ramos y Florentino tuvieron que mediar

Lo que pasa en un vestuario se queda dentro de él. Es la máxima que los entrenadores quieren que se cumpla siempre pero que hasta ellos mismos saben que es imposible. Siempre hay algún jugador descontento que filtra cosas a la prensa o incluso jugadores que están a gusto que, una vez relajados, cuentan al periodista en cuestión más de lo que habría querido revelar en un principio.

Algo así ha ocurrido en el Madrid con el caso Zinedine Zidane y Vinicius Junior. El entrenador francés y el extremo brasileño han tenido una relación que ha ido de menos a más hasta llegar al idilio actual en el que Vinicius vive sus mejores momentos como jugador blanco. Pero no todo empezó así de bonito, ni mucho menos. 

Cuándo Zidane volvió al club blanco para redirigir al club hacia nuevos éxitos fue muy exigente con Vinicius que venía de hacer una gran primera temporada en Europa logrando pasar del Castilla a la titularidad del primer equipo en cuestión de meses. Sin embargo, la llegada del francés supuso un pequeño retroceso para el brasileño, que vio como tenía que volver a ganarse a un entrenador y casi casi empezar de 0.

Pues lo ha hecho y vaya que sí. Ha adelantando a un Bale que está con pie y medio fuera por enésima vez, a un Rodrygo que por momentos fue el favorito de Zidane y a un Hazard que última su puesta a punto tras dos meses de lesión.

Hazard

En este comienzo de 2020 el de Sao Gonçalo se ha consolidado como atacante por la banda izquierda y si no baja el nivel va a ser muy difícil sacarle de ahí porque es un peligro constante por esa zona del campo. Y si había algo que le faltaba al bueno de Vinicius, que era el gol y definir mejor en los últimos pases lo está empezando a hacer. Hazard tendrá que ponerse el mono de trabajo si quiere hacerse un hueco en esa zona del campo.

Zidane ya le ha recordado esta semana a Vini que ya en verano le dijo que si se esforzaba como el año pasado terminaría jugando porque es muy bueno, y así ha sido finalmente.