El Madrid lo ficha y destituyen a su presidente. Crisis total en Francia

Florentino asegura que el acuerdo ya estaba cerrado. Puede haber juicio para resolverlo.

Las negociaciones pueden dar pie a situaciones estrambóticas y en los últimos años hemos visto ejemplos de todos los colores en este sentido. Desde faxes que fallaban en el último segundo hasta operaciones de trading puras y duras que provocaban que un jugador cambiase de equipos sin siquiera vestirse la camiseta de un club. De todo.

Lo que ha ocurrido entre el Real Madrid y el Rennes pasará a los anales por ser uno de esos casos que se incluirán en los ejemplos de negociaciones bizarras. Que el jugador del Rennes Camavinga interesaba al Real Madrid era algo ya sabido y de sobra conocido por la afición. Lo que no se tenía tan claro es que las negociaciones iban por muy buen camino, hasta tal punto que estaba tan solo a falta de firma por los presidentes. Y, como si el notario hubiese dicho aquello de “que hable alguien o calle para siempe” aparece el dueño del club de la bretaña francesa para poner pegas al enlace entre Eduardo Camavinga y el Real Madrid para los próximos años. François-Henri Pinault es el amo y señor de Stade Rennais y por ello ha decidido cargarse al presidente del club, Oliver Létang por considerar que se estaba extralimitando en sus competencias cerrando un acuerdo que no le correspondía a él.

Mbappé

La destitución ha sido fulminante y ni tan siquiera ha habido un comunicado oficial.Nada de nada. Ahora Florentino se ha quedado plantado y quiere esperar a ver qué decide el dueño con este asunto porque si finalmente rompe el acuerdo el máximo dirigente blanco se plantea asistir a la justicia para defender su acuerdo con Létang.

Lo que está claro es que las próximas negociaciones de Florentino está en Francia, primero con la joven estrella francesa de tan solo 17 años, el mencionado Camavinga. Y siguiendo por el crack de la década, Kylian Mbappé, la joya de la corona con la que Florentino quiere retirarse en 2022, 22 años, 6 Champions, el último galáctico y un estadio después de ser nombrado presidente en el lejano año 2000.