La bomba del verano del PSG: ¡o Zidane o Guardiola!

Lo van a intentar con ofertones

Hoy en día quizá sea más importante tener en el banquillo a la persona indicada, que disponer de un crack tremendo. Aunque, qué mejor que tener no uno sino muchos cracks y disponer en la banda del mejor entrenador. Por ello el PSG, pendiente aún de lo que sea capaz de hacer Thomas Tuchel, prepara un ofertón por un nuevo entrenador si el bávaro fracasa. Esperan que no sea así, pero su confianza vale un precio muy alto: solo le valdría la Liga de Campeones a Nasser Al Khelaifi para confiar en el germano.

Y eso responde a que ha sido el mismo Tuchel el que ha provocado el malestar entre el club y Kylian Mbappé, y el delantero galo es el patrimonio mejor guardado del club francés. Al francés, de hecho, el cabreo no se le ha pasado, como tampoco ha rubricado su firma en un nuevo contrato de renovación, y mientras no lo haga el jeque estará intranquilo y pensando en la sombre del Real Madrid.

Kylian Mbappé

Aunque hay una solución para eso, que el genial ariete juegue a las órdenes de su ídolo madridista, Zinedine Zidane. Eso tampoco será fácil, pero Al Khelaifi ya elimina, teóricamente, dos posibilidades: si ellos no ganan la Champions, siempre pueden ganarla otra vez Zizou y su Madrid, por lo que no le costaría tanto a Zidane dejar el Madrid, al que volvería a situar en cabeza de Europa.

Y aun así le queda otra posibilidad para tentar a Mbappé y crear un proyecto consistente: fichar a Pep Guardiola. El de Sampedor y su Manchester City son otra de las opciones a llevarse el máximo cetro continental y razón más que suficiente, en el caso de Pep, para abandonar a los skyblues al término del curso. Si ni PSG ni Real Madrid ni Manchester City logran la Liga de Campeones, siempre quedará la posibilidad de que alguno de los dos entrenadores, tanto el francés como el catalán, sean o despedidos o se quieran ir.

Guardiola

 

También se ha pensado en Jurgen Klopp pero su renovación con el Liverpool es una declaración de intenciones que le resta posibilidades. El PSG, por si acaso, reserva el mejor sueldo de un entrenador para el suyo, el de la temporada 2020/21.