¡Palo gordo! Lautaro Martínez dice NO al Barça ¡Por el PSG y 110 'kilos'!

El Inter de Milan sale beneficiado

Quizá ni el mismo Thomas Tuchel esperaba una asimilación tan rápida y coral del juego de su equipo por parte de Mauro Icardi, pero el delantero argentino, que llegaba con ganas de sentirse de nuevo futbolista y estrella en una entidad grande, se hizo con el esquema, lo explotó con goles y se aprovechó muy bien de la ausencia de Edinson Cavani, el delantero centro titular del PSG, que ahora no tiene hueco. Y todo eso, como es lógico, repercute en el dueño milanista de Icardi y en su punta referencial, Lautaro Martínez.

En apenas cuatro meses tanto Leonardo como Nasser Al Khelaifi y el mismo técnico alemán se han convencido de que el de la albiceleste es la solución a todos sus problemas. El Paris Saint Germain lo sabe y se lo ha comunicado el Inter de Milan, club propietario del punta: van a comprarle y ofrecerán una cantidad cercana a los 110 millones de euros por él. Con ello pretenden dos cosas, certificar el rendimiento de un futbolista que funciona y sacar de toda puja por él a otros clubes que le han pretendido, como Juventus de Turín, Atlético de Madrid o Real Madrid.

Y eso nos lleva directamente a la posición que esto supone en los nerazzurri, que se ven liberados del problema Icardi (recordemos que Antonio Conte, entrenador del Inter, le crucificó cuando descubrió que negociaba a espaldas de su equipo con la Juve) y fortalecen la situación de Lautaro Martínez y Romelu Lukaku al frente del ataque italiano. Con ese dinero en el bolsillo y en pleno crecimiento, los milanistas le han dicho al tercer actor en disputa, el Barça, un NO rotundamente a negociar por su ariete argentino. Lautaro, no vestirá de blaugrana si Icardi ficha por el PSG.

Bartomeu

De alguna u otra forma, el equipo parisino se está convirtiendo en la bestia negra del club que dirige Josep Maria Bartomeu que ahora ve como no podrá pescar a Lautaro, tiene casi imposible a Neymar y ve como el malestar interno en su vestuario crece. Lo que sí está claro es que con 9 goles en doce partidos de Icardi, unidos a los 10 de Neymar y los 11 de Mbappé, todos ellos en la Ligue 1, el Paris Saint Germain ya ha encontrado su nuevo tridente, y no piensa romperlo.