Tendrá que superar a Ronaldinho, Ibrahimovic y Neymar: Luis Enrique confía en su nueva estrella

Tendrá que superar a Ronaldinho, Ibrahimovic y Neymar: Luis Enrique confía en su nueva estrella

El francés ha tomado la responsabilidad después de su llegada y el club cree en que saque su mejor versión

Ousmane Dembélé aún no ha podido debutar con el Paris Saint-Germain después de que su fichaje desde el FC Barcelona se hiciese oficial, pero su primer gesto importante es asumir el peso de llevar el número diez de un equipo candidato a ganar la Champions League. 

Al extremo francés no le ha importado enfrentarse a las comparaciones que pueden surgir con otros grandes futbolistas que lucieron ese mismo número con la camiseta del conjunto francés. Susic, Raí, Ronaldinho, Pastore, Ibrahimovic y Neymar son los nombres más destacados que asumieron el peso de llevarlo. La historia del club parisino no es tan importante como la de otros equipos que hoy en día comparten escalón en la pelea por ganar la liga de campeones, pero lo cierto es que desde que Qatar comenzó su inversión, su magnitud ha aumentado muchísimo y el nivel de los cracks que han llevado el diez es muy alto. 

Dembélé afronta su nueva etapa con la confianza total de su entrenador, Luis Enrique, que parece haberle convencido desde que hablaron por primera vez de que iba a ser un jugador fundamental para el proyecto que el asturiano a comenzado este verano en París. Sabemos que el exseleccionador español le da mucha importancia a los extremos en sus equipos. El regate y el desequilibrio son fundamentales para romper defensas muy cerradas que esperan muy cerca de su propia portería. Una situación a la que el PSG tiene que enfrentarse en casi todos los partidos de la Ligue 1, y también en la fase de grupos de la Champions League

Luis Enrique

Dejar atrás las lesiones

Las temporadas que pasó el francés en el FC Barcelona han estado marcadas por sus continuas y graves lesiones, algo que le ha hecho perderse tramos muy importantes de los campeonatos y no ganarse el cariño de la afición culé, que cuando se marchó, no tuvo problema en despedirlo sin remordimientos. Si quiere convertirse en un diez recordado en la historia del PSG, Dembélé parece obligado a dejar atrás los problemas físicos que le han impedido progresar hasta convertirse en el jugador que parecía que iba a ser cuando explotó en la Champions League con el Borussia Dortmund.

Dembele