“150 kilos y tenemos a tres”: ¡Triple bomba en el mercado!

Desencadena una efecto dominó brutal

Se sabía que había una tensa calma antes de la llegada de las revoluciones que trae agosto. Era la calma que precede la tempestad. Unos por necesidad de vender y otros por la obligación de comprar, los grandes del fútbol europeo han dejado atrás las conversaciones y pasan al ataque final, o al menos al más importante, el definitivo. Porque después del cierre del mercado inglés, el próximo lunes 8 de agosto, se habrán ido muchas de las posibilidades más atractivas que solo puede ofrecer la, hoy por hoy, Liga europea más pujante: la Premiere League.

En esa lucha están todos los aspirantes a los títulos europeos, de ahí que nadie quiera dar un paso en falso. Sin embargo, las medias tintas se han acabo y las embestidas se descubren. Un agitador y foco de casi todas las miradas es y será en las próximas horas el Manchester United, que prepara 150 millones por dos centrocampistas y un central.

Solskjaer, con el United

Los de Ole Gunnar Solskjaer lo tenían casi hecho con Milinkiovic Savic, pero ha aparecido la opción de Paulo Dybala y ello, unido al interés de la Juventus por hacerse con Romelu Lukaku, ha acelerado esta operación, que se va a cerrar en las próximas horas, en principio a coste cero para los red devils. Pero los movimientos de los de Old Trafford no acaban ahí, antes debe llegar el ansiado central y otro centrocampista. Hoy por hoy es Bruno Fernandes (por 60 millones de euros) el gran candidato para ocupar esa plaza, ya que su precio permitiría acometer la operación de Harry Maguire, que se irá a algo más de 80 millones de euros.

También hay alternativas, Ivan Rakitic interesa y podría salir por 50 millones, también el serbio, pero eso implicaría que Maguire se cae y su inversión (la cantidad mayor de los 150, serían los 90 que pide la Lazio por él) se la llevaría el mediocentro en detrimento de un defensa más barato. Samuel Umtiti sería la alternativa más viable a Maguire: el jugador aceptaría y el Barça le dejaría marchar por 50 millones.

Y todo este plan, que debe llevarse a cabo en siete días depende de los 150 millones prometidos del Real Madrid por Paul Pogba…