¡Bombazo en la Premier! Pep ya sabe quien será su sustituto en el City

Los dos han estado en el Barcelona y ahora se vuelven a ver las caras

Pep Guardiola está inmerso en su cuarta temporada como técnico del club azul celeste de Manchester. Esta frase tiene algo de especial. Si repasamos la trayectoria de Pep como entrenador hasta el momento, uno se percata que Guardiola no está más de cuatro años en sus equipos, al menos así ha sido hasta ahora: en Barcelona estuvo justo cuatro años, y el cuarto año se le hizo largo y pesado, pues a comienzos del mismo se dio cuenta que tenía que salir de allí para no hacerse daño mutuamente, ni él al Barcelona ni el Barcelona a él. En Alemania estuvo tres temporadas dirigiendo al club bavaro del Bayern de Munich y una vez terminado ese ciclo dio por concluido su trabajo allí.

Sea por el motivo que sea, el catalán renovó su contrato con los citizens y actualmente tiene contrato hasta junio del 2021, lo que supondría que en esta andadura por la Premier League Guardiola estaría cinco temporadas en lo que sería su estancia más duradera en un banquillo como DT.

Gio y Guardiola se saludan en un partido

Sin embargo, y por lo que pueda pasar en un futuro a medio plazo, el Manchester City ha realizado una incorporación en su cuerpo técnico que no es otra que la del holandés Giovanni Van Bronckhorst, quien fue entrenador del Feyenord hasta la temporada pasada y que como jugador estuvo, entre otros equipos, en el Futbol Club Barcelona entre los años 2003 y 2007 (no coincidió con Guardiola en el primer equipo por una temporada). La intención del City es que Gio aprenda el sistema de Pep, su metodología de trabajo y su capacidad para aplicarlo a las plantillas de las que dispone. 

Pep tiene fecha de caducidad y el Manchester City empieza a trabajar para cuando esto llegue, estar listos y dispuestos a continuar con el legado de Guardiola que tan hondo ha calado en el club y que podría culminarse con la conquista del trofeo soñado en el club, la Champions League.

Mientras tanto, José Mourinho sigue sin equipo, esperando una oferta que le seduzca como confirmó esta misma semana cuando se filtró que había rechazado ofertas de cinco equipos para entrenar esta temporada por no ser proyectos ilusionantes para el portugués. El de Setubal está esperando el premio gordo y no tiene ninguna prisa.