¡Conmoción en Europa! Messi le echa del Barça y llega ‘El Deseado’

Hay condiciones

Se mire por donde se mire y salvo el fogonazo tremendo y racheado del que es capaz la punta de ataque culé (seguramente la más potente de Europa junto a la del PSG), el Barça volvió a mostrar una imagen endeble ante un rival de empaque. La Real Sociedad, que solo flaqueó cuando recibió las ya clásicas punzadas de un tridente de incalculable valor (Griezmann, Messi y Luis Suárez), esta vez dos -venidas de manos de El Principito y el charrúa-, dominó al FC Barcelona en amplias fases del partido de LaLiga ayer en Anoeta. Y no es la primera vez esta temporada que le ocurre esto al líder de la competición hispana.

De ahí que la duda, pese a los dos títulos ligueros consecutivos y el dominio en los Clásicos, siempre planee sobre el proyecto de Ernesto Valverde, que nunca ha logrado calar en la hinchada blaugrana. Su austeridad en rueda de prensa y su corrección parecen sus mayores maldiciones en un fútbol moderno (y sociedad) acostumbrado a la sobreactuación. Ahora bien, sí es un hecho que cuando los azulgranas flaquean hondamente, como fue el caso de Anfield, le salen al txinguirri enemigos en cada esquina de la ciudad condal.

Ernesto Valverde

Y eso desgasta. No solo al entrenador, sino al club y al presidente, Josep Maria Bartomeu. Además de ello, ahora hay un sueño en marcha, puesto en conocimiento del máximo responsable de la entidad blaugrana por su principal estrella, Leo Messi, y que cada vez es más posible: llevar de vuelta al Barça a Pep Guardiola.

El de Sampedor no vive sus mejores momentos en el Manchester City y podría estar planteándose una salida del entorno skyblue y la Premier League al final de temporada, de ahí que haya salido a la luz que el preparador posee una cláusula de suspensión en su contrato con los ingleses. Con todo ello planeando en torno a su ex entrenador, el astro argentino, consciente de esta situación, le ha pedido a Bartomeu que mueva lo que haga falta para intentar conseguir la vuelta de Pep. Nadie en el Barça, ni la grada ni la hinchada, se opondrían a semejante movimiento.

Pero no es fácil lograrlo. Guardiola cerró la puerta azulgrana hace tiempo y se ha encargado de puntualizarlo en cada aparición que ha tenido ante los micrófonos. Está dolido con la directiva por el caso Tito Vilanova y solo volvería si se le dan máximos poderes y, posiblemente, si el propio directivo se echa a un lado. En cualquier caso, para una hipotética vuelta de Guardiola, la continuidad de Messi sería la primera de las condiciones de la lista.

Guardiola y Messi

Si bien esta posibilidad parecía imposible hace unos meses, ahora ha pasado al improbable, y eso, tratándose del entrenador catalán y el club del Camp Nou, son palabras mayores.