Inglaterra viene a por Diego Costa

El Cholo encuentra su nuevo delantero referente

Diego Costa dejó un buen recuerdo en Inglaterra, y no por sus goles, que también, sino por su carácter y presencia en el campo. El talante del punta del Atlético de Madrid gusta mucho a los entrenadores de la Premiere League, donde un referente de contacto y que intimide a las defensas es visto como oro puro. Y Diego Costa representa el modelo estándar de ese perfil.

Su edad, los problemas con el gol que tuvo el hispano-brasileño la pasa temporada en el equipo capitaneado por el Cholo Simeone y los rumores que sitúan al club colchonero en pleno proceso de sondeo para hacerse con un delantero de garantías y con futuro, hace que varios clubes ingleses hayan puesto sus ojos en Costa.

Unos grandes, como el Manchester United, y otros históricos. Y todos tienen dinero. West Ham y Everton son estos últimos. El caso de los irons es el más sólido toda vez que han perdido a su pieza fundamental en el ataque, Marko Arnautovic, que ha fichado por el Shanghai SIPG de la Superliga China, por lo que Costa es su preferido.

Sobre este interés habló una voz con autoridad en la entidad londinense, el exjugador y entrenador de The Academy of Football, Stuart Pearce. El que fuera central de los Hammers se refirió a él como “un activo para casi cualquier club de la Premier. Si el West Ham lo fichara, o el Everton, los pondría en una categoría diferente". Dichas declaraciones, vertidas en el programa de Alan Brazil Sports Breakfast ha revivido las especulaciones que señalan a Inglaterra como una salida honrosa para Diego Costa, y, a la vez, una oportunidad para el Cholo de buscar un nuevo punta, y el que gusta es Mauro Icardi.

Mauro Icardi, con el Inter

Por su parte, el ariete está trabajando duro y como nunca en la pretemporada del club colchonero, poniéndose en forma, a la espera de resolver su futuro. Quiere quedarse en el club rojiblanco, pero si llega una oferta suculenta para las dos partes –Atlético y jugador- desde Gran Bretaña, podría plantearse su salida.