Se le escapó a Florentino Pérez y ahora volará rumbo a Londres ¡En enero!

La estrella española tiene un preacuerdo con Inglaterra y podría firmar en invierno

Es uno de los talentos más asentados y jóvenes del fútbol español y sonó tanto para Real Madrid como para Barça, pero su actual club se cerró en banda a venderlo a estos dos equipos, y ahora triunfa fuera del equipo blanco y el FC Barcelona, sino que lo hace con la Selección Española. Y no solo le han querido los dos gigantes de la liga española, también otros titanes de Europa. Pero parece que uno de esos se va a llevar el gato al agua.

Aunque eso será en la próxima ventana estival, justo cuando el jugador esté disputando la Eurocopa con España, ya que es un fijo para Robert Moreno, de hecho ha sido parte activa de la convocatoria del nuevo seleccionador español y disputó con éxito el partido que jugó España en Gijón contra las Islas Feroe, que acabó con vitoria de La Roja por cuatro tantos a cero.

David Silva, con el City

Él brilló, asistiendo y siendo un puñal por su banda izquierda. Porque José Gayá lo tiene todo para dejar atrás el perfil de eterna promesa y convertirse en uno de los laterales dominadores del fútbol europeo. Tal vez le falta dar el salto a un club aspirante a todo, hecho que en el Valencia tiene complicado. Y ese club no solo ha aparecido sino que le ha hecho saber que luchará por él este próximo verano. Los españoles internacionales tienen un amplio recorrido de éxito en Inglaterra, como demuestran David Silva o la irrupción de Dani Ceballos, al que Florentino Pérez ha dejado ir esta temporada a Londres.  

El Chelsea lo tiene en su agenda y habría acometido esta misma época estival su contratación si no estuviese bajo la sanción que se le ha impuesto para fichar a jugadores, que ya tuvieron clubes como el Real Madrid o el Atlético de Madrid. Aunque esta transferencia podría llegar antes, enero, si Les Blues consiguen que el Tribunal del Arbitraje reduzca su sanción de dos ventanas a una, lo que posibilitaría la llegada de Gayá a Londres este mismo invierno. Su clausura, de 100 millones, es el gran obstáculo, pero, como siempre, la decisión del futbolista será fundamental.