Messi le echó del Barça y ha hecho el partido más ridículo de la historia

El jugador se fue a Inglaterra convencido de que sería una estrella y todo el país se ríe de él ahora

No es fácil jugar al lado de Leo Messi. El argentino acapara todos los focos y todos los flashes. Vivir a la sombra de Leo no es sencillo y muchos son los que no han podido ser segundo plato o postre al lado del argentino. Les ha ido echando, muchas veces de manera involuntaria, otras, según parece, de una manera un poco más clara.

Era el segundo de Guardiola como técnico del Barcelona. Zlatan Ibrahimovic fue el crack por el que Guardiola apostó para reforzar al equipo. Leo Messi ya era a todas luces jugador del primer equipo y era la estrella en ciernes tras la marcha de Ronaldinho y un año perfecto tras la llegada de Guardiola.

Pero a Leo le gustaba tener más contacto con el balón. Sentía que con Zlatan en punta él tenía menos protagonismo. Y no le gustaba. Le mandó un SMS, antes se llevaba, a Guardiola. “ Ya veo que no soy importante para el equipo, así que…” era como empezaba el mensaje de texto. Guardiola encendió las luces rojas. Y Zlatan ya estaba marcado. No podía seguir más de un año como blaugrana. Y así fue. Al año siguiente dejó el equipo. Messi siguió jugando en el puesto que más le gustaba.

Gerard Deulofeu empezó en edad juvenil a ir con el primer equipo. Mismo caso que el de Ansu Fati y además siendo dos jugadores muy parecidos. De potente tren inferior y de gran capacidad física. Mucho desborde, buena pegada. Deulofeu lo tenía todo para triunfar. Su estrella comenzó a brillar muy pronto. Pero tan pronto se encendió empezó a apagarse.

Desde entonces muchos equipos y poca continuidad. Sin embargo el Barça le dio una segunda oportunidad tras unos buenos meses en Milán. Era como un segundo tren que nunca vuelve. Pero volvió.

Valverde le dio algún minuto pero intrascendente fue su participación. Se fue a Inglaterra en invierno. Allí tenían buen recuerdo de él tras su paso por el Everton. El Watford lo acogió en cesión y luego pagó para quedárselo.

Este fin de semana jugaban contra el Manchester City. El jugador quería lucirse frente a Pep Guardiola. Pero el City arrasó. 8-0. El primer partido de Quique Sánchez Flores como entrenador del Watford este año  acabó de la peor manera. Un equipo roto y desdibujado. Tiene mucho trabajo el técnico madrileño.

Deulofeu ha sido noticia por su mapa de calor. Solo figura en el medio del campo. Dio 13 pases bueno y 7 de ellos fueron sacando de centro. Se fue para triunfar pero no lo ha hecho. No siempre, pero casi, Leo tenía razón a base de goles. Solo puede brillar él. Griezmann, ¿serás el siguiente?