¡Obsceno! El United hace un doble movimiento y hunde a Madrid y Barça

Ojo a la cantidad que ofrecen

El Manchester United siempre ha estado destinado a grandes logros, al menos a estar en la disputa por ellos. Su masa social trasciende lo meramente constreñido a la ciudad inglesa y se difumina por todo el mundo. No en vano sigue siendo uno de los clubes más poderosos del mundo, tanto a nivel económico como lealtad de masa social. Y pese a que no pasa desde hace varias temporadas por su momento más álgido, en el club británico están empeñados en hacer revertir esta situación cuanto antes.

La presión del club es tan grande que no puede ser menos su intención de volver a situar a los reds devils entre las entidades que aspiren a los cetros nacionales e internacionales. Los Ed Woodward y Ole Gunnar Solskjaer tienen la intención y el plan para hacerlo efectivo con la mayor brevedad posible. Para ello, y entre las directrices que se han marcado, van a disparar en varias direcciones y recoger los frutos de ello.

Por un lado pretenden dinamitar operaciones en curso de otros grandes europeos, como pueden ser Real Madrid o FC Barcelona, y de otro, llevarse a varios de los futbolistas llamados a dominar el fútbol en los próximos años sin necesidad de hipotecarse. Concretamente disponen y están dispuestos a gastar 120 millones. Con esa cantidad quieren un delantero referencial y un centrocampista creativo, a ser posible de máxima proyección y garantías ambos. Y ya han elegido a sus objetivos.

Haaland

En primer término, ya están en conversaciones, avanzadas, con el Salzburgo por el joven crack goleador Haaland, que los austriacos tasan en 100 millones de euros; pero por otro han contactado con el Inter de Milan y el PSG a los que ofrecen 120 ‘kilos’ (repartidos de forma desigual) por Lautaro Martínez y Leandro Paredes. La operación en ambas direcciones responde a la necesidad deportiva de fichar soluciones de futuro y que se queden cubiertas estas, mediante las dos posibilidades más atractivas que sondean: si falla una, llegará la otra.

Lautaro Martínez

Y todo a costa de un Madrid que fijaba sus miras en el ariete noruego y un Barcelona que lo hace en el argentino como sustituto de Luis Suárez y simpre complementario con Neymar