¡Rozando las estrellas! El Liverpool, un campeón de leyenda

Está batiendo todos los registros esta temporada

¡Un equipo de época! El Liverpool de Jürgen Klopp está superando todas las marcas históricas entre la que se encuentra, como récord supremo, la de encadenar 372 días sin perder un partido… ¡y puede ir a más!

Tras la victoria cosechada este sábado en el Tottemham Stadium ante el conjunto de José Mourinho, los reds se distancian en dieciséis puntos respecto al Leicester, segundo clasificado. No se lo puso nada fácil el equipo londinense ya que, en los últimos diez minutos, tuvieron dos ocasiones clarísimas que no lograron finalizar en gol. Pero nadie dijo que estos record fueran fáciles de superar... y el Liverpool ha mostrado una capacidad de supervivencia deportiva espectacular.

¡La suerte del campeón! Muchos dicen que este récord no es tan significativo ya que, aún, el Liverpool de Klopp no ha ganado la Premier League. Lo que es una realidad es que es el actual campeón de la Champions es el rival a batir este año en Europa. El Liverpool se encuentra en un estado óptimo tanto en mentalidad como en jugabilidad, y sus principales benefactores están más enchufados que nunca.

El balance desde la última derrota en un partido liguero es digno de elogio. El equipo ha cosechado 32 victorias y cinco empates en los 37 partidos que ha disputado desde entonces. Se trata de la racha más larga de la historia por detrás de la que logró el Chelsea en la temporada 2004-2005, y tras la que alcanzó el Arsenal en la campaña 2003-2004. El record, pues, se sitúa en 49 partidos en perder, una marca que, si sigue con la dinámica actual, el equipo comandado por Klopp no tardará en pulverizar.

El equipo de Anfield ha sabido reforzarse a las mil maravillas los últimos años tras varias temporadas en el ocaso. Por otro lado, sus rivales históricamente más directos han tenido una evolución inversa, y la distancia que hay entre ellos actualmente es abrumadora. Ni Chelsea, ni Arsenal, ni Tottemham ¡ni mucho menos el Manchester United!. El único equipo que parece que puede hacerle sombra es el City de Guardiola… ¡aunque este año no sea el mejor ejemplo!

Los amantes del fútbol caemos rendidos ante este nuevo estilo que ha implantado el entrenador alemán en la liga inglesa, y que se ha consolidado como el perfecto ejemplo de lo que es una dirección técnica excelente... ¡qué maravilla!