Ve la luz: la estrella que no fichó por el Manchester United ¡por Mourinho!

Hoy es uno de los cracks de Europa y un aspirante al actual Balón de Oro: ¡Increíble!

Visto en perspectiva, es un fallo descomunal. Porque los jugadores creativos, los que tienen chispa y son diferentes, no abundan, y menos en tres cuartas partes de campo para adelante, donde, en su día, en Old Trafford se prefería el músculo y la altura a la creatividad. Y es que en el Manchester United de José Mourinho, que comenzó con una amplia inversión y acabó con una caída estrepitosa, bien pudo encajarse un jugador que había podido cambiar el ataque de los red devils… pero no ficho por los del teatro de los sueños por el preparador ibérico.

Fue durante el pasado mercado invernal cuando el Chelsea, que debía darse prisa ante la perspectiva de estar un año sin fichar (puede ser uno de los más dolorosos para los londinenses por lo mucho y bien que se han reforzado los grandes de Europa) tomó la decisión de hacer una gran inversión por un jugador joven que ya entonces era sensación en el Viejo Continente.

Pulisic, con el Chelsea

Y es que Christain Pulisic fue trasferido al equipo blue por 57,6 millones de libras en esa ventana, o lo que es lo mismo 64 millones de euros, y se fue en calidad de cedido al Borussia Dortmund, donde estalló como la estrella que parece va a ser. Pero el estadounidense, al que algunos ya tildan como el mejor jugador de las barras y estrellas de siempre, pudo vestirse de rojo, algo que solo impidió el malogrado técnico luso, despedido en diciembre de 2018.

Según su antiguo entrenador Robin Walker, el Manchester United estaba interesado en el jugador norteamericano antes que el Chelsea pero la transferencia se hizo inviable por el míster portugués, al que el futbolista no podía ver, por lo que se decantó por mudarse a Stanford Bridge de su actual equipo.

A buen seguro que esta manifestación que ha visto la luz dolerá a la hinchada de los diablos rojos, veremos si no tienen que lamentarlo en los enfrentamientos directos…