¡Bocazas! Dice que es el mejor portero del mundo y de la historia

Salió ante los medios y ante sus palabras mucha son las voces que claman contra él

Autoproclamarse como el mejor en algo siempre llama la atención. Uno puede ser muy bueno, excepcional. Pero decir que eres el mejor ya son palabras mejores. Genera mucha controversia y en ocasiones hasta risa.

Cristiano Ronaldo siempre ha mostrado una confianza total en sus condiciones. Quizás en algún momento ha sido hasta excesiva. Todos recuerdan cuando salió ante los medios de comunicación y dijo “me tienen envidia porque soy guapo, rico y el mejor del mundo en lo que hago”. Una calentada en toda regla.

Lo de guapo es muy relativo. Rico es un hecho.  Y mucho. El portugués es uno de los jugadores mejor pagados del mundo. Uno de los deportistas que más dinero generan en publicidad. Así que en ese sentido, sí. Tampoco vamos a negar que no nos importaría tener un cuarto del dinero total que tiene Cristiano. No es tampoco una envidia sana, más bien insana. Muchos seguiríamos trabajando, pero de otra manera. Sin pensar en las facturas que tenemos que pagar a final de mes.

Sin embargo cuando dijo “soy el mejor del mundo en lo que hago” es cuando genero un sinfín de comentarios. Ser el mejor en algo siempre es muy relativo. La mejor tortilla de patata puede ser superada por otra tortilla mejor. O al menos que a alguien le guste más. Es tan subjetivo como proclamarse el mejor jugador del mundo. El mundo real no es un video juego donde podemos medir todos los parámetros para decidir quien es el mejor.

El otro día Wojciech Szczesny se auto proclamó mejor portero del mundo y de la historia. El polaco, ex del Arsenal y de la Roma, dijo que en su día en la Roma sentó en el banquillo a Alisson, al que ahora muchos consideran mejor portero del mundo. Y ahora ha hecho lo mismo con Buffon.

Evidentemente el polaco estaba en tono de broma. Pero en este mundo donde vivimos muchas veces las bromas se confunden con la realidad y muchos piensan que detrás de esas palabras hay un ego desmesurado. Excesivo incluso para alguien tan frío como él.

Sea como sea al menos no nos restregó en la cara su riqueza. Algo es algo.