Cristiano Ronaldo está alucinado ¡Paulo Dybala y dos más en la operación!

Tres futbolistas juventinos en el ajo

A la Juventus de Turín le ha salido relativamente barata la crisis por el coronavirus a tenor del riesgo que planeaba sobre la plantilla tras el positivo de Daniele Rugiani y la situación límite que vive el país transalpino con el patógeno (es ya la nación con más muertes del mundo y la que más contagiados tiene sin contar a China). Y decimos que le ha salido barata porque prácticamente toda la plantilla compartió espacio con el defensa turinés y solo han salido a la luz tres positivos, que además ahora van a recibir el alta.

Y no son futbolistas cualesquiera. El central fue solo el primer caso de otros dos más, de cuyo elemento más mediático fue Paulo Dybala, que a su vez y posiblemente contagió a su exitosa novia Oriana Sabatini. Ambos han estado activos en redes sociales y han pasado la enfermedad pulmonar “casi asintomáticos”. Hasta en eso han tenido suerte en la Juve, ya que una de sus dos máximas estrellas -la otra es Cristiano Ronaldo- ha superado el lance con cierta facilidad (el luso no volvió a Italia y no ha dado síntomas de tener el virus).

El otro en discordia, uno por posición, es Blaise Matuidi, que también dio positivo tras anunciarse que el joven central de la Vecchia Signora era portador del virus. Hay que recordar que se hizo viral en toda Europa la fotografía del vestuario en la que saludaban victoriosos a cámara tras la victoria de los blanquinegros frente a su principal rival de entonces (ahora es el Lazio, que está a un punto en la clasificación) por el título, el Inter de Milan (2-0). En dicha instantánea todos los jugadores estaban en contacto estrecho con el futbolista y paciente cero (Rugiani).

Juventus y Rugiani

Pues bien, ni la plantilla nerazzurra ha dado más positivos (afortunadamente Rugiani no jugó el choque) ni lo ha hecho ningún miembro más de los juventinos, que además ahora reciben la buena noticia del alta de los tres jugadores, de lo cual se ha alegrado mucho su compañero CR7, que no ve la hora de volver a ponerse en marcha junto a ellos. Eso sí, la operación del líder la de la Serie A con ellos es clara: los tres permanecerán todavía en cuarentena debido al riesgo de contagio, que ahora se presupone en torno a 21 días. El portugués, por su parte, sigue alucinado con la situación, que ve desde la distancia, y espera que se solucione cuanto antes: a la preocupación por el virus se une su necesidad de seguir sumando antes del retiro: tiene 35 años y su luz se apaga. No así su ambición por conquistar otra Champions League, donde han de superar en casa al Olympique de Lyon (ventaja francesa por 1-0).