Cristiano Ronaldo quiere acabar con el efecto Klopp

Pide un crack del Liverpool.

La llegada de Cristiano Ronaldo a la Juventus de Turín no ha causado el efecto esperado hasta el momento. En la primera campaña se notó el cambio para el atacante portugués, ya que el promedio goleador se redujo. Pero como todo siempre puede empeorar, la presente temporada está significando el punto más bajo para los habituales dominadores de la Serie A. El Inter de Milán ha asumido el liderato en la tabla de posiciones y la plantilla de la Vecchia Signora no ofrece respuestas. Por otro lado, en Europa están siendo claramente superados por el Liverpool de Jürgen Klopp. Con el fin de acabar con la dictadura futbolística que han impuesto los Reds, CR7 pidió a una de sus estrellas. 

El objetivo de la Juve para el próximo mercado de verano es Sadio Mané. El senegalés ha demostrado ser el elemento del tridente mágico inglés de mayor estabilidad. Incluso superando a un Mohamed Salah que parecía ser la estrella del equipo.

Andrea Agnelli ha sido receptivo con la recomendación de Cristiano, por ello, la institución prepara una oferta de 120 millones de euros por el extremo africano. 

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram

Keep strong and together until the end! #finoallafine 💪🏻

Una publicación compartida de Cristiano Ronaldo (@cristiano) el

Compatibilidad de Cristiano Ronaldo y Sadio Mané

La compatibilidad entre Cristiano y Mané es un tema interesante, puesto que ambos se sienten cómodos jugando por la banda izquierda del ataque. Al 5 veces ganador del Balón de Oro con 34 años le cuesta mucho más marcar diferencias en los duelos individuales. Por el contrario, el protagonista de la última Champions se encuentra en el mejor momento de su carrera.

La llegada de Sadio Mané terminaría de ubicar a Cristiano Ronaldo como un jugador plenamente de área. Esto facilitaría que puedan cohabitar en el frente de ataque de la Juventus y aportar sin buscar la misma zona para atacar al rival. A fin de cuentas, todo se resume a que los mejores siempre pueden jugar juntos. ¿Perderá la guerra Klopp por su mejor jugador?