Florentino Pérez pasa de todos y pone sus ojos en un objetivo impensable

Zidane no lo ve como una prioridad pero la directiva está harta de ver como el equipo no genera nada de juego en ataque

Cuando las cosas van mal es mucho más sencillo que los nombres de los jugadores bailen. Eso lo sabe el Real Madrid que cuando vive en crisis de resultados.  Los nombres van y vienen, el interés es real muchas veces, otras tan solo son movimientos de los representantes para apretar a su club de origen en una posible renovación o tantear el mercado.

De los muchos nombres que han salido, como el de Eriksen, ahora son también muchos los que negocian una renovación. Es el caso de Paul Pogba. El Manchester le ha ofrecido renovar y ahora el francés se lo piensa. Quiere seguir jugando en el Real Madrid pero su situación en Manchester y la afición se ha vuelto insostenible. Y quizás una renovación puede apaciguar los ánimos de una caliente situación.

El verano ya se va y llega el otoño y el invierno. Los jugadores saben que posiblemente hasta el próximo verano sus nombres no volverán a salir y aprietan, además este año es año de Eurocopa, para que su rendimiento les lleve otra vez a ser portada en medios nacionales.

Florentino Pérez se ha cansado de la situación del equipo y ha tomado riendas en el asunto. Hay nombres que están marcados en rojo y que tendrán muchas opciones de salir este verano. Es el caso de Isco, Lucas Vázquez o Marcelo. Jugadores cuyo rendimiento no ha mejorado y que van a ser puestos en el mercado el próximo Junio.

Florentino sigue mirando, como casi siempre, al ataque para dar un cambio al equipo. Zidane insiste en que necesita medio centros, no más atacantes. Pero Florenitno y la dirección deportiva hacen oídos sordos y se han fijado en Cengiz Ünder.

El jugador turco de la Roma llegó hace dos años de la mano de Monchi y su rendimiento ha sido exponencial. Ha alcanzado el punto de madurez necesario para ser considerado fundamental en el equipo. Extremo zurdo, pequeño y rápido su juego recuerda mucho al de los inicios de Leo Messi. Florentino está convencido que su incorporación daría al ataque del Real Madrid otro aire. La Roma puede dejarle salir por 75 millones de euros o algún jugador, como Mariano, puede bajar el precio.

Zidane no entiende nada. Pero Florentino cree saberlo todo. Hace mucho tiempo que solo se escucha a sí mismo. Dentro de poco si todo sigue igual, escuchará al Bernabéu.