Ojo al bombazo: se pone a tiro para sustituir a Suárez. El jugador ¡quiere!

Abidal daría un vuelco a la liga con este fichaje histórico. España e Italia, conmocionadas

Eric Abidal puede respirar tranquilo. Aunque, visto lo visto, seguro que el francés no lo hace hasta que vea la estampa de su nuevo fichaje ya en la hoja del nuevo contrato. Si a Abidal le preguntan por Dani Olmo hace dos días hubiese respondido que estaba hecho, que todo ok y que el jugador volvía a Barcelona tras su paso por el Dínamo de Zagreb. Y nada más lejos de la realidad.

El joven español ya ha hecho sus maletas pero para volar a Milán y no a Barcelona. Dani estaba como loco por jugar lo que resta de temporada en una de las cuatro ligas fuertes de Europa y esas prisas han hecho que el jugador aceptase la oferta del AC Milán a toda prisa aún teniéndolo todo acordado con el Fútbol Club Barcelona. 

A nivel institucional, el Barcelona no está sobrado de buenas noticias, eso desde luego. Las crisis se suceden una tras otra, y la última ha sido el modus operandi utilizado para destituir a Ernesto Valverde y fichar a su sustituto, Quique Setién. Las formas han sido bastante desagradables con un técnico que nunca había dicho una palabra más alta que la otra y esto ha echado a la afición culé contra una directiva que acumula despropósito tras despropósito en cuanto a su forma de proceder se refiere.

Bernardeschi

Por todo ello y para calmar a la afición y al entorno blaugrana, Abidal ha trabajado contrarreloj para hacerse con un 9 que sustituya a Luis Suárez (lesionado para los próximos 4 meses) y poder presentarlo ante una afición con falta de noticias positivas. El escogido es Federico Bernardeschi, italiano formado en la cantera de la Fiorentina y por el que la Juve pagó 40 millones de euros en el verano de 2017. Barcelona será su próximo destino si Abidal culmina la operación.