La operación a tres bandas que decide el futuro de Koulibaly

Barça y Real Madrid están metidos

Kalidou Koulibaly es uno de los nombres de moda en toda Europa. El central del Napoli ha sido vinculado con un sinfín de clubes, todos ellos seducidos por sus grandes cualidades y su experiencia. Entre ellos, Real Madrid o Barça, que también buscan dar un impulso a su zaga con el que es, para muchos, tras Virgil Van Dijk, el segundo mejor central del planeta a día de hoy.

Es rápido, fuerte, alto, inteligente… y a sus 28 años ya ha mostrado su deseo de cambiar de aires si, de nuevo, se quedan sin levantar un título. Tiene ganas de estrenar su palmarés y sabe que en San Paolo lo tiene muy complicado, ya que por delante están la Juventus de Turín o el Inter de Milán. Pero los italianos no pondrán facilidades a su marcha y pedirán un dineral.

Aunque, en caso de recibir una buena oferta, la aceptarán, pues ya tienen en mente a quien sería su recambio, Samuel Umtiti, que podría llegar por unos 60 millones de euros. Una cantidad aceptable para un futbolista de sus condiciones. El crack del Barça es suplente habitual y vería con buenos ojos marcharse a un club donde sí sería titular indiscutible y podría recuperar la sonrisa y su mejor versión. 

En el Camp Nou tampoco pondrían demasiadas pegas, pues su recambio está en mente: Unai Núñez, que gusta mucho en la directiva y en el cuerpo técnico. Además, cuenta con una cláusula de rescisión de broma, de tan solo 30 ‘kilos’. El vasco también se plantea dejar el Athletic Club y marcharse a un sitio en el que pueda percibir un buen salario y ganar trofeos.

Florentino Pérez, pues, tendría vía libre para lanzarse con todo a por Koulibaly, al que ve como el sustituto perfecto de un Sergio Ramos cuyo futuro todavía es una incógnita.

Camino despejado.