El tapado que puede firmar por un enemigo del Barça (y hay sorpresa)

Llegará en los próximos días y viene para formar una de las delanteras más letales de Europa

Ya se sabía el interés manifiesto de Antonio Conte por Romelu Lukaku, lo quería como su punta de referencia para su nuevo proyecto que echa a rodar oficialmente dentro de dos semanas ante el Lecce en el Giuseppe Meazza. Y lo han conseguido. Ahora, los italianos se han perfilado como uno de los equipos más activos en el marcado de fichajes con interés por vender y comprar a jugadores de mucho nombre.

En el capítulo de salidas destaca Mauro Icardi que tiene las horas contadas tras su traición a la entidad transalpina por un eterno rival, la Juve. Y son muchos los equipos que le quieren: al argentino se le ha relacionado con el Atlético de Madrid, la propia Juventus con quien tendría un preacuerdo, el Nápoles, que busca desesperadamente un punta de referencia, o la Roma. Sin embargo su futuro es incierto.

Mauro Icardi, con el Inter

El de entradas va a traer cola hasta el final: los interistas tienen altas pretensiones, desde Arturo Vidal del Barcelona, hasta Luka Modric del Real Madrid, sin embargo pocos conocen la obsesión del ex jugador de la Vecchia Signora por juntar en la delantera a dos tanques de referencia que siembren el terror en las defensas rivales.

Y para ello quiere a Edin Dzeko, verdugo del Barça de Leo Messi hace dos años, junto al gigante belga. Dzeko es un ariete de probada eficacia tanto en Europa como en la Serie A, en todos los clubes en los que ha recalado ha marcado goles, y eso para Conte, al precio por el que podría salir el serbio, es una ganga de oro puro. Y ahí es donde está el principal obstáculo para cerrar el fichaje del 9 romano por los milanistas, a falta de flecos, concretamente 10 millones de euros: La Roma quiere 25 kilos por su delantero referencia y el Inter solo desea pagar 15 por él. En este juego, y con las cifras que se manejan, es cuestión de tiempo que haya acuerdo. Conte tendrá su búnker en ataque.