Vuelve a salpicar el escándalo a la Juventus de Cristiano Ronaldo

¡Ojo, el 'Calciopoli' vuelve a sobrevolar a los bianconeri. En Italia claman por una explicación

Hace ya tres lustros de aquel fatídico año, más bien temporada, 2004/05 que manchó el honor no solo de la Juventus de Turín, la Vecchia Signora italiana, sino de todo el calcio y la Serie A. Con los bianconeri, el Calciopoli, como se vino a llamar al escándalo, cayeron otros gigantes como el AC Milan, el Lazio o la Fiorentina, en la que fue una bomba que zarandeó poderosamente a la que hasta ese momento era la liga más prestigiosa de Europa junto a la española, sumiéndola en una oscuridad que ha tardado una década en recuperar.

Las interceptaciones telefónicas realizadas en relación a estos clubes y a presuntos amaños arbitrales hizo tambalear todo el honor del futbol transalpino y desmereció a dos de los clubes más importantes del continente. Y les salió caro. Primero a los implicados, entre los que estaban miembros de la Federación Italiana (Federazione Italiana di Giuoco di Calcio) y sobre todo a los grandes cómplices: Luciano Moggi, director general de la Juve; y Antonio Giraudo, que era su administrador delegado.

La Juve perdió dos scudettos y descendió con agravio de puntos a la Serie B, el Milan perdió 15 puntos y no jugó la Champions League, la Lazio perdió otros 30 puntos y la Fiorentina fue también descendida a la Serie B también con ofensa de puntos. Todos ellos, además, recibieron una sanción económica en la que fue la gran falta del fútbol italiano, que nadie espera se repita.

Sin embargo fue tanto el impacto de aquellos días que sus ecos resuenan aún, y puede que nunca dejen de hacerlo. Porque un gesto de este fin de semana en el derbi italiano por antonomasia entre Inter de Milan y Juventus de Turín, que acabó con victoria turinesa, ha destapado la caja de los truenos. La acción es una falta pitada a favor de la Juve por el árbitro pero las cámaras recogen la camaradería de Bonucci con el juez de campo con una palmadita demasiado cordial, al igual que el feedback del referee.

Está claro que la sensibilidad en Italia con este asunto es muy alta y hay muchas voces que claman por este inusual gesto del equipo de Cristiano Ronaldo.

Cristiano Ronaldo

La Juve ganó el derbi y vuelve a postularse como máximo favorito al título, que sería en noveno consecutivo: una dictadura.