¡Cristiano Ronaldo lo vuelve a hacer!: el fichaje que le birla al Barça

Maurizio Sarri le quiere para la Juventus de Turín ¡y en Barcelona explotan!

Con todo el dinero desembolsado por los grandes de Europa durante las ventanas veraniegas e invernales, más las primeras que las segundas, aligerar gastos supone un bálsamo para unas arcas que sufren no solo con un inversión astronómica, sino con los sueldos no menos espaciales que reciben los antiguos y los nuevos cracks de sus plantillas. Un caso muy rotundo es el del Barcelona, que consume su músculo económico cada año a través de lo que gastan en fichas, de ahí su déficit.

Este asunto no es baladí y hay unos cuantos expertos económicos que aseguran que este tipo de moldeo puede llevar al colapso a más de un club, que se hipoteca a base de préstamos. Joan Laporta, por ejemplo y por volver a citar al club culé, es muy crítico con la política de fichajes de Josep Maria Bartomeu no solo por apostar por cracks y defenestrar a la cantera (aunque este año tanto Carles Pérez como Ansu Fati son éxitos del presidente), sino por el riesgo financiero que entrañan dichas prácticas.

Bartomeu y Piqué

Por todo ello, encontrar a figuras de talla mundial que terminen contrato y lograr incorporarlos a las plantillas propias es un éxito ya de entrada. Y en esas estaba el Barça con la ahora estrella del Chelsea, Willian, cuando se ha interpuesto Cristiano Ronaldo y su Juventus de Turín. El luso, al igual que su entrenador Maurizio Sarri, consideran que el brasileño puede dar aún buenos años de fútbol y dado que finaliza contrato al término de esta campaña con el club inglés, sería una excepcional incorporación.

Al carioca le gustaba la opción del Barça pero ha pedido consejo a Phillipe Coutinho y este le ha dicho que no se lo piense (más si cabe con la posibilidad de que los blaugranas firmen a Neymar), que se vaya a Italia. Y eso es en lo que piensa ahora el genial extremo de la Canarinha, que el otro día rescató los tres puntos de su equipo con un golazo de volea. Calidad tiene a raudales y al Barça no le ha gustado la interferencia bianconeri.