La confesión final de Fernando Alonso que deja a McLaren (y la F1) con la boca abierta

El asturiano no se marcha sin dejar su huella

Fernando Alonso habla, por fin, con la verdad.

Tras temporadas vendiendo humo, tapando el desaguisado en el que se ha convertido McLaren, prometiendo podios, victorias y hasta un tercer Mundial, Alonso se planta y suelta una andanada final que deja a McLaren y al mundillo de la F1 pasmado: “Mi tiempo en la F1 se ha acabado”, resume Alonso para abrir nuevas vías.

“Quiero ser el mejor piloto del mundo. En Fórmula 1 ya conseguí más de lo que soñaba cuando empecé, fui dos veces campeón, logré batir a Michael Schumacher y mi tiempo en F1 ahora ha acabado. Todo el éxito que quería lograr ya lo conseguí y ahora mismo tengo otros, hay retos más difíciles que la F1 ahora mismo fuera y lo que tenemos que hacer es evaluarlo para ver qué podemos hacer", espeta Fernando.

Otros retos a los que pone nombre: “La Daytona 500 es un evento único, Pikes Peak, el Dakar, el Rally de Montecarlo... Hay muchas cosas que me gustaría hacer, pero hay algunas que tengo que reconocer que no tengo el talento para poder hacer", afirma Alonso.

Con respecto a las carreras que le quedan en la F1, las expectativas no varían: "Trataremos de aprender cosas. Yo tendré que habituarme al ritmo en los libres 2 en las primeras vueltas. Espero que aprendamos en los libres, pero es uno de esos circuitos que teníamos en mente cuando probamos en Monza algunas cosas. Aquí, en Suzuka, en México con sus largas rectas.... trataremos de seguir trabajando", concluye.

El nuevo Fernando Alonso calienta motores.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información