Márquez aún no se siente campeón del todo ¡Necesita esto!

Tumbó en Japón otro récord brutal ¡pero queda la guinda!

Marc Márquez pulverizó todos los récords de la marca nipona en Japón, en territorio patrio, con la determinación de quien se sabe superior y por amplio margen. El de Cervera llegó a Motegi con el campeonato en el bolsillo y aun así quiso tirar y demostrar que su dominio no tiene fin. Ese es el mensaje para los Dovizioso, LorenzoViñales, Rossi y compañía: soy el campeón y el mejor piloto de la parrilla.

Desde luego intimida, más viendo sus números: ha ganado diez carreras, entre ellas las cuatro últimas, y nunca ha bajado, salvo en Estados Unidos, del segundo puesto. Una barbaridad. Pero no solo ha logrado eso, sino que ya ha dejado a otra leyenda atrás. Bueno la ha igualado pero ¿alguien duda de que la dejará por detrás esta misma temporada? Y ese mito, que también lo es en la marca japonesa, es Mick Doohan que hasta el momento ostentaba el récord de victorias en la categoría reina de Honda con 54. Márquez ya ha ganado 54 veces y va camino de la 55.

Márquez y Doohan

Y no solo eso, la victoria del circuito asiático le da el triunfo de contutores a Honda. Suma y sigue. Aunque no todo está decidido para Márquez, al menos no todo lo que le gustaría ya que su hermano Álex sigue en la lucha por llevarse el título mundial en Moto 2, pelea que le enfrenta a Thomas Luthi, a 36 puntos del catalán.

Con tres carreras aún por delante (Australia, Malasia y Comunidad Valenciana) el pequeño de los Márquez haría bien en no confiarse, más si cabe tras su mal resultado en Japón, donde el piloto suizo le recortó 10 puntos. Con todo, al de Kalex le salen las cuentas, con 75 puntos en disputa, solo le hace falta superar a su compañero en una de las tres citas por 14 puntos para alzar el título que ya se llevó su hermano. 

Más allá de todo, quedará para la historia esta locura de Álex: es otro genio, como demuestra esta secuencia.