Leo Messi 'saca' a Marco Reus de la lista de fichajes del Barça 2017-2018

Los 'contras' de la llegada del delantero alemán al equipo azulgrana.

Esta semana se ha abierto la 'veda' de los rumores de fichajes en el Barça. La llegada del final de la temporada abre el camino de las salidas y las posibles llegadas, que parece que este verano se multiplicarán en el Camp Nou. Empezando por el entrenador, cuyo nombre todavía no se sabe, y siguiendo por varios nombres propios que, tanto en el capítulo de incorporaciones como en el de ventas, están copando la actualidad del equipo azulgrana.

 

 

Quien quiera que sea, el nuevo técnico intentará 'orientar' la política de fichajes de la entidad hacia sus intereses concretos. Pero hay necesidades que trascienden incluso al nombre del entrenador. Uno o dos laterales (el derecho, asegurado), la posibilidad de incorporar un central si sale Mascherano, la opción de buscar recambios para que Sergio Busquets e Iniesta empiecen a tener más descanso sin que el nivel del equipo se resienta, y sobre todo, fichar un atacante que sume más presencia y goles que Paco Alcácer, al que se habría puesto en el escaparate del mercado.

 

En este sentido, el nombre de Gerard Deulofeu ha sido, hasta ahora, el más sonado, pero hay otros. Como decimos, en las últimas horas se ha filtrado un supuesto interés por Ángel Di María o Marco Reus. La opción del argentino parece demasiado compleja, algo que ya hemos comentado en Don Balón este martes, y en cuanto al alemán, existen también varios factores que ponen en duda la validez de un hipotético fichaje del jugador del Borussia Dortmund.

 

Reus

 

La previsión futura del equipo, salvo que el nuevo técnico diga lo contrario, es que Leo Messi evolucione hacia una nueva posición, más retrasado y participando mucho más en la elaboración del juego del equipo. Así, sin ir más lejos, el astro argentino 'reventó casi él solo al Real Madrid en el último Clásico. Esto hará que el Barça pierda cierto 'punch' arriba, y por tanto se busca una figura más goleadora que otro mediapunta o segundo delantero, perfil que encaja con el jugador alemán.

 

Por si fuera poco, Marco Reus es un hombre que tiene una tendencia enorme a lesionarse por largos periodos de tiempo. Su fortaleza muscular es muy frágil, tal y como ha demostrado el tiempo. Se perdió el Mundial 2014 por lesión, y entre la temporada 2014-2015 y la 2015-2016 estuvo seis meses parado por problemas en los abductores. Incluso en este 2017 se ha perdido varios encuentros. Por tanto, no es un jugador constante, algo que sería absolutamente fundamental para poder 'tirar de él' como recurso y no como plan A, o al menos así lo ve Leo y buena parte del vestuario. Reus no convence.