¡Sorpresón! No se entiende con Zinedine Zidane y se quiere ir

El Madrid cede y ya le busca equipo

El entrenador del Real Madrid, Zinedine Zidane, tiene las cosas muy claras. En ocasiones parece que el plan se transforma cada fin de semana, pero lo cierto es que los cambios surten efecto y la plantilla al completo está enchufada, incluidos un James Rodríguez al que, pese a no quererlo en verano, ha sabido volver a meter en la dinámica de competición del grupo, y un Gareth Bale que, aun perdiéndose partidos, sigue demostrando que marca la diferencia. Pero el francés no tuvo ni con el colombiano ni con el británico las mayores incompatibilidades, sino con Dani Ceballos que, ahora, tras medio año en Londres, le ha dicho de nuevo al club de Concha Espina que no es feliz y le busquen equipo.

No es una decisión fácil ni menor. Para dar este paso, el andaluz se está viendo entre la espada y la pared y eso responde a su deseo de jugar la próxima Eurocopa de naciones, su mayor objetivo, y al ritmo de protagonismo que le ha otorgado Mikel Arteta ve difícil conseguirlo. La recuperación de Isco Alarcón y el bloque compacto de La Roja le sitúan, hoy por hoy, fuera de la lista de convocados, pese al favor que le ha demostrado normalmente Luis Enrique, seleccionador nacional de España. Eso sí, el Madrid, que atiende a su recurso, si acepta, toma una posición de poder con respecto a él en el próximo verano.

Luis Enrique

Y en época estival, salvo que ocurra algo raro, tanto positivo como negativo, Zinedine Zidane seguirá al frente del equipo, por lo que Ceballos no tiene hueco. Así de simple. El Madrid pretende venderlo pero no a cualquier precio, sino como moneda de cambio de una operación mayor por otro futbolista, ya sea el ansiado delantero (Kylian MbappéMo Salah o Sadio Mané) o un centrocampista de altura, léase Fabián Ruiz o Donny Van de Beek.

Equipos interesados de LaLiga

Mientras, este año, si finalmente el Madrid accede a sacarle de la capital de Inglaterra ya tiene una larga cola de equipos que pujarían por él, algunos, como es el caso del Alavés, el Valladolid o el Leganés, a cambio de que el conjunto madridista se haga cargo de la mitad de la ficha del jugador que le resta por cobrar esta temporada (su sueldo es de 3 millones de euros, es decir, tendrían en el Santiago Bernabéu que afrontar 750.000 euros, mientras que alguno de estos clubes se haría cargo de la otra mitad).

La otra posibilidad es ir a un equipo de mayor rango, como puede ser el Betis (al Sevilla se niega), el Valencia o el Villarreal. Estos equipos suenan con fuerza y podrían ser un destino ideal. Con estas entidades, además, el conjunto que dirige Florentino Pérez conseguiría los dos objetivos que se propone con Ceballos: el primero, que el futbolista juegue y se pueda mostrar, para revalorizarse; el segundo, que el equipo receptor se encargue plenamente de ese kilo y medio de su sueldo que le resta por recibir hasta final de temporada.

Lo que sí tiene claro el club merengue es que si acepta sacar a Ceballos del Arsenal será para llevarle lo que resta de campaña a un equipo de LaLiga, que quizá es la competición en la que más puede brillar. La conoce y ya se ha desempeñado como jugador franquicia de un equipo de los de clase media alta, el Betis.