Abidal la lía otra vez y muere matando ¡Blindaje anti Barça! ¡No viene!

El Barça se perfila como máximo candidato a llevarse a la estrella

Es, por delante de Neymar Junior, la prioridad de la dirección deportiva del Barça, con Eric Abidal a la cabeza. Lautaro Martínez (el delantero del Inter de Milan, ha terminado de explotar esta temporada firmando unos registros tremendos que le sitúan como uno de los puntas más influyentes en el juego de su equipo -uno de los grandes- de todo el continente) ahora pasa a primera línea de interés en la agenda del Barça, si no lo estaba ya, y lo hace oficialmente.

Y es que el ex jugador del Barcelona, que ha reventado al Barça con unas declaraciones incendiarias sobre su equipo a las que respondió muy duramente Leo Messi, tiene las horas contadas en Can Barça pero ha dejado perfiladas las intenciones culés con el punta argentino, que, por características y capacidad, es el sustituto natural de Luis Suárez, al que ya no veremos sobre un terreno de juego hasta final de temporada.

Eric Abidal

Para el Barça es clave no solo el rendimiento del jugador, sino su regularidad y su juventud, ambas características notables a la hora de hacer una apuesta que requerirá vender a varias piezas de la plantilla y un desembolso más allá de los 120 millones de euros (todo ello siempre y cuando el jugador quiera irse de San Siro y el club nerazzurro acceda a venderlo al FC Barcelona). Y los son por los malos ejemplos que ha sufrido esta temporada: la regularidad ha brillado por su ausencia en la inversión por Ousmane Dembelé, al que cada vez tienen más complicado vender; mientras que la juventud es la que no tiene el nueve charrúa, una cualidad que, en principio, hace a un futbolista menos susceptible de sufrir lesiones.

En la ciudad del norte de Italia, mientras, han recibido estas palabras como una grave amenaza no solo a una de sus estrellas sino a su estabilidad y están preparando el terreno para dar cerrojazo al intento blaugrana. De un lado mediante una oferta de renovación a Lautaro; de otro asegurando que el Inter, hoy por hoy, es club comprador, no vendedor: quieren volver a ser uno de los grandes.