¡Se acabó! No renovará y buscará una salida en verano ¡A la Premier!

Ed Woodward piensa en él, pero no es el único

Llegó en el invierno de 2011 al Atlético de Madrid recibido como un salvador, pero nadie, ni siquiera los más optimistas en Madrid, pensaban que el Cholo Simeone conseguiría revertir hasta tal punto la imagen, la filosofía y la competitividad del club colchonero desde aquel punto muerto hace 9 años. Sin embargo lo hizo, logró no solo eso sino hacer claudicar en más de una ocasión a los todopoderosos Madrid y Barça y consiguió gestas históricas, como conseguir siete títulos, entre ellos dos Supercopas de Europa, dos Europa League y una liga española. Pero ayer en León el cholismo vivió una etapa negra y esta ha desgastado a su ídolo, que mira a la Premier League.

Pese a la eliminación ante la Cultural Leonesa en el Reino de León (2-1), que frente a un Segunda B solo puede catalogarse como una debacle tremenda, Simeone sigue siendo, al igual que su Atleti, un equipo a tener en cuenta y mal haría el Liverpool de Jurgen Klopp, su rival en octavos de final de la Liga de Campeones, si le subestima de antemano. Aún con ello, este Atleti da muestra de morir de grandeza, de estar mellado en su núcleo estructural.

Simeone

Y eso es porque ya son muchos años con Simeone al frente y el equipo, que ha dado por nombres y sobre el papel un salto de calidad, no es capaz de refrendarlo en juego y estilo. Intenta jugar a lo mismo que le llevó a dos finales de la Champions League pero con jugadores de menos brega y más sutileza. Y eso no es posible. De ahí que el Cholo, que percibe esta decadencia, ya empiece a plantearse su salida al final de temporada. Y ofertas no le faltan. Sobre todo de históricos que necesitan revertir su situación en poco tiempo, al coste que haga falta.

Y si hay dos gigantes en palmarés que deben hacerlo son el AC Milan y el Manchester United. Los rossoneri no pueden pagar al técnico argentino –aunque les gustaría- pero los británicos, que tenían apalabrado el fichaje de Mauricio Pochettino, quieren explorar esta posibilidad. Si el Cholo acepta le darán todo lo que haga falta, incluso renunciar al fútbol espectáculo (del que, por otro lado, los hinchas de los diablos rojos hace más de un lustro que no ven). Porque Simeone es eso, competitividad, y los red devils se la dejaron en el camino. Hay otro protagonista que ansía al Cholo pero que no abrirá esa vía si no hay un fracaso en esta temporada. El PSG le quiere, aunque espera no tener que contar con él.