¡Dinamita! El Atlético de Madrid es una bomba ¡Vaya panorama!

Varios de los importantes, señalados

"Cuando el río suena, agua lleva", suele decirse y es una verdad como un templo. En España lo saben bien. El refranero popular es una verdad no empírica pero que acierta más que Leo Messi de cara a portería. En el Atlético de Madrid, y más después de caer en el derbi seis años después de su última derrota en el Santiago Bernabéu, se han levantado ampollas y déficits que señalan al Cholo Simeone y a otros estamentos del club. Porque la lesión de Álvaro Morata ni ha pillado a nadie por sorpresa en la entidad colchonera ni, pese a ello, ha habido reacción.

El nueve lo ha jugado todo y se ha roto. El señalado en esta carencia que ahora afrontará el equipo es la planificación, donde el míster argentino es una de las cabezas responsables, pero no el único: también la dirección deportiva y los mismos dirigentes tienen su responsabilidad. Y es que se dijo por activa y por pasiva que el conjunto rojiblanco quería a Edinson Cavani como remedio para la falta de gol, sin embargo extraña que no hubiese un plan B al uruguayo.

Y de hecho no lo había. Es cierto que Yannick Carrasco es una fantástico jugador pero ni es un nueve ni era el objetivo prioritario del club, que, por otro, ya tuvo un desliz cuando le dejó ir a la liga China. El belga, que fue uno de los destacados de la plantilla que fue capaz de llegar a la última final de la Champions League, salió sin pena ni gloria del equipo y ahora vuelve como salvador. Una bipolaridad en las decisiones que no entienden muchas voces internas que ahora, con los malos resultados, brotan para retratar al Atleti.

Yannick Carrasco

Con solo unos minutos sobre el césped, el extremo -que es lo que es- demostró que puede ser importante en el Atlético de Madrid, el problema es que ahora el cuadro del Cholo no tiene un nueve. Pero no solo eso, sino que empiezan a ser importantes jugadores que no contaban. ¿Antes no valían y ahora son cruciales?, ¿como se digiere eso? Correa tenía un pie y medio fuera en verano, en la actualidad es fundamental; Llorente no había sido de los preferidos del argentino y fue titular en el Bernabéu. ¿Qué decir de Vrsaljko?... La situación de Mario Hermoso, condenado al ostracismo, también extraña.

En definitiva, los rojiblancos siguen adelante pero con paso poco firme y con la sensación, cada vez más compartida, de que se está improvisando sobre la marcha. Y en el horizonte, muy negro, asoma la única salvación: la Champions League, donde espera el coco de cocos...