Este crack del Barça sacude a Bartomeu y al club así ¡y en público!

El imperio culé, sobre pies de barro: ¡Ojo que Messi y Suárez ven que puede ser un año difícil!

Tal vez sean las sensaciones o la misma forma de gestionar la política actual del club, o quizá el desgaste de una etapa gloriosa en liga pero muy decepcionante en Europa. Puede que incluso se puedan esgrimir razonamientos económicos en los que el Barça ha dado varios traspiés y donde también podríamos adjuntar las renuncias internas, algunas por traiciones en el caso Neymar. El caso es que la directiva del Barça, que se acomodaba bajo resultados prometedores y una estabilidad grupal eficiente en la sección de fútbol, ahora parece más frágil que nunca.

Se ven cosas que antes no se veían. Pitos a súper estrellas como los que vivió Luis Suárez en el partido en el que el Barça superó al Villarreal por dos tantos a uno el pasado martes; desencuentros internos por la política de fichajes que tienen su eco en la prensa y el vestuario; rajadas contra la planificación, como la que protagonizó Gerard Piqué al término de dicho duelo (y ya sabemos que el central no hace nada sin antes meditarlo, estudiarlo)…

Piqué y Suárez

Son varios síntomas y puede resumirse en la frase pronunciada por el ariete charrúa, que aseguró que puede ser un año difícil. Y es que el infructuoso intento del Barça por fichar a Neymar, y la política de fichajes en general que incluye el, para muchos, innecesario desembolso por Griezmann; la mellada en la imagen de Ernesto Valverde; las lesiones de Messi; los malos resultados; las críticas por la obstrucción a La Masía; las deserciones en la directiva… todo suma para generar malestar en Can Barça.

El último, el desplante público de una leyenda blaugrana que le ha dicho No a Josep Maria Bartomeu usando un canal de máxima difusión como es Twitter. Así lo decidió Carles Puyol que renunció a la posibilidad de ser director deportivo alegado motivos personales. Otro varapalo más, en suma, para un Bartomeu que no consigue calar entre el socio y el hincha blaugrana.

Puyol y Messi

Hasta ahora LaLiga ha sido un bálsamo para la gestión pero otra caída fuera de casa, este vez el equipo viaja a Getafe y sin Messi, podría incendiar el club.